Golpiza brutal: La Fiscalía ordenó nueva audiencia y prisión preventiva para Luis Vidal

Es en el marco de la investigación que se lleva adelante por el ataque que sufrió Lorena Paredes el pasado martes. Desde la Fiscalía informaron a Crónica que en la audiencia del jueves la jueza penal Mariel Suárez le dictó al imputado Luis Rubén Vidal (33) prohibición de acercamiento y contacto con la víctima. Ayer, la Fiscalía ordenó a la Seccional Sexta que haga rondas a modo de custodia precautoria por el domicilio de la víctima.

El fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi le ordenó a la fiscal interviniente María Laura Blanco que solicite una nueva audiencia y pida la prisión preventiva del imputado. Para que esto se haga será necesario cambiar la calificación legal de “lesiones leves” a una más gravosa que admita el pedido de prisión preventiva.

Sin custodia y con miedo

No obstante Lorena Paredes le comunicó a Crónica que sigue internada en el Hospital, pero sin custodia. “Ahora cerraron las puertas abajo y está la seguridad del Hospital, pero no hay ningún policía. Como sigo internada quiero que me deriven a una Clínica donde pueda estar más resguardada”.

Pidió “que cambien la carátula porque estas no son lesiones leves como dijo la fiscal, él me quiso matar. Imagináte que me dio con un caño en la nuca, en los ojos, me apretó la garganta con el caño para asfixiarme, me levantaba en el aire y me tiraba al piso contra el cemento. Me sentó en una silla y me roció con algo que creo que era aceite y fumaba. Agarró una maza y jugaba con ella diciendo que era su amiga. Pensé que me iba a matar”.

Te puede interesar
Clima: jueves nublado y con una máxima de 15 grados

“Me secuestró porque me agarró por los pies y aunque yo me agarré de lo que podía me metió dentro del taller donde me golpeó como quiso y con lo que quiso por una hora. Su mamá vio parte de la golpiza, porque estuvo un rato ahí y después salió de la casa, supuestamente a llamar a la policía, no sé, pero creo que él también le pegó, porque escuché un grito, pero tenía los ojos cerrados por los golpes así que no veía”.

“Igual no creo que ella (la madre) haya llamado a la policía, para mí fue algún vecino que escuchaba los gritos de ayuda que yo daba desesperada, creí que me iba a matar. Me reventó con lo que tenía a mano, y ahí tiene herramientas de todo tipo, porque es soldador”.

“En un momento me bajó los pantalones y comenzó a azotarme con un cable en la cola y las piernas, me dejó todo marcado, yo no puedo entender que digan que esas son lesiones leves”.

“No duermo, me despierto cada cinco minutos con las imágenes de él golpeándome, a veces parece que me está pegando otra vez. Y él no dejó de acosarme porque después de lo que pasó ese mismo martes estaba en el Hospital y le mandaba fotos suyas a mi mamá diciéndole que había venido a buscarme y que me iba a matar a mí y a mi nena. Claro que tengo miedo porque él tiene un arma, yo ya les pasé en la Comisaría de la Mujer la foto de su mano tatuada y el arma”.

 

Comentar
- Publicidad -