“Por favor no me maten”: La súplica de Alberto Fujimori tras anulación de indulto

El expresidente peruano Alberto Fujimori, cuyo indulto fue anulado por la justicia, pidió a las autoridades que no lo envíen de regreso a prisión, pues eso significará una “condena a muerte” para él, mientras se reaviva la lucha entre sus hijos Keiko y Kenji por su legado político.

La Corte Suprema anuló el miércoles el indulto y ordenó que el exmandatario (1990-2000) vuelva a prisión luego de 10 meses de libertad, tras lo cual fue ingresado a una clínica de Lima, donde quedó bajo custodia policial.

A pesar de haber sido condenado a 25 años de prisión por crímenes contra la humanidad y corrupción, Fujimori siguió gozando de gran popularidad en Perú por haber acabado con el terrorismo de Sendero Luminoso y la hiperinflación. Ese legado se disputan sus hijos, pues ambos quieren ser presidentes.

“Quiero pedirle al presidente de la República, a los miembros del poder judicial, una sola cosa: por favor no me maten; si regreso a prisión mi corazón no lo va soportar, está demasiado débil para volver a pasar por lo mismo”, declaró Fujimori en un video que fue grabado en la cama de la clínica que lo atendió.

“No me condenen a muerte, ya no doy más”, agregó.

La lucha fratricida entre Kenji (38 años) y Keiko Fujimori (43) parece una versión andina de ‘El rey Lear’, la tragedia de William Shakespeare sobre el legado de un monarca a sus herederos. En este caso la herencia es el capital político del fujimorismo, primera fuerza electoral de Perú.

Te puede interesar
Perú expulsa a venezolanos con antecedentes policiales

Ambos hermanos, que podrían enfrentarse en las presidenciales de 2021, derramaron lágrimas tras la anulación del polémico indulto que Kuczynski le concedió a su padre en la víspera de la última Navidad.

Comentar
- Publicidad -