Abuso sexual Infantil: Un exseminarista ratificó denuncia judicial en Sarmiento

Una muy delicada denuncia se recibió ayer respecto a supuestos abusos infantiles y torturas que se llevaron a cabo contra niños por parte de sacerdotes, durante los años 60, en el exinternado San Luis de Puerto Cisnes, obra Don Guanella, situación que habría sido dada a conocer al actual obispo de Aysén quien podría haber incurrido en encubrimiento, lo que ha llevado a una de las víctimas a ratificar denuncias en la Fiscalía de la localidad de Coyhaique, República de Chile.

Tras la continuidad en la causa que busca denunciar la situación y a sus responsables el denunciante, Juan José Soto Vargas, un hombre de nacionalidad chilena que reside actualmente en la localidad de Sarmiento, debía ratificar su denuncia en videoconferencia con Coyhaique vía Skype pero debido a inconvenientes técnicos que impidieron la comunicación, se presentó ante la Oficina Única del Ministerio Público Fiscal de la Circunscripción Judicial de Sarmiento, donde se dejó constancia de su comparecencia el pasado jueves 27 de septiembre, siendo la Dra. Laura Castagno, fiscal general, quien firmó la constancia de presentación del vecino.

El denunciante, médico cirujano, ha realizado reiteradas presentaciones judiciales contra la situación sufrida tanto por él como por otros dos hermanos de sangre, asegurando que los abusos con tortura física y psicológica de parte de los curas -que oportunamente realizara junto a su madre y que fue sistemáticamente encubierta, según dijo- se realizaron contra cientos de niños por al menos cuatro sacerdotes de la orden guanelliana.

Te puede interesar
Massoni: “Con trabajo y esfuerzo estamos llevando adelante el pago de salarios”

Cabe destacar que tanto Soto Vargas como sus dichos, han llegado hasta el Vaticano pero según señala se han abierto una serie de informaciones difamatorias en su contra para no dar credibilidad a sus denuncias pese a que las mismas han sido reiteradas ante diferentes autoridades chilenas y durante distintos gobiernos constitucionales y actualmente, ante el fiscal nacional de Chile sin que, al menos aparentemente, se iniciaran causas ciertas contra los denunciados -responsables directos de abusos y torturas, según afirma la supuesta víctima-, como del supuesto encubridor de los mismos.

 

Comentar
- Publicidad -