Joven intentó atropellar con el auto a su cuñado y le clavó una lanza

Carlos Emanuel Rodríguez Lillo (20) comenzó una discusión con su pareja, a la que le habría dado algunos golpes y la echó de su casa.

La chica se fue al departamento de sus padres, en uno de los edificios de la calle Martín Fierro al 900. Alrededor de las 15:30 del sábado, Rodríguez Lillo fue a buscarla y trató de llevarla contra su voluntad. Esto motivó la intervención del padre de la chica que salió en su defensa, echó al violento de su casa y la llevó a la Comisaría de la Mujer a radicar la denuncia.

Intentó atropellarlo y después lo atacó con una lanza

Rodríguez Lillo volvió a bordo de su VW Gol y comenzó a insultar a la familia de la joven desde afuera del edificio. Fue el hermano de la joven y cuñado del atacante, Federico Iván Díaz (23) el que salió en esta oportunidad para decirle que se vaya; hubo una discusión entre ambos, que terminaron a las trompadas y se arrojaron piedras y en determinado momento Rodríguez Lillo le habría tirado el auto encima con intenciones de atropellarlo.

Su excuñado le arrojó una piedra que rompió un vidrio del auto, lo que motivó que el joven bajara furioso con una lanza de fabricación casera con una afilada punta metálica con la que le arrojaba puntazos y alcanzó a cortarlo en el abdomen.

Te puede interesar
Facundo Prades realizó el recorrido de dos obras importantes

Díaz logró desarmarlo, por lo que Rodríguez subió emprendió la huida. Cuando pasaba esto llegó un móvil de la Seccional Cuarta que observó la maniobra y salió en persecución de Rodríguez Lillo que tomó por la calle Gregorio de Laferrere, hizo un trompo, chocó contra un cordón cuneta y fue allí detenido.

Díaz fue trasladado al Hospital donde se determinó que la lesión era bastante superficial y no revestía gravedad, en tanto que Rodríguez Lillo era trasladado a la Comisaría para ser identificado, y luego trasladado al Hospital para ser atendido por fracturas en los dedos del pie. Permaneció detenido a la espera de la audiencia de control de detención, celebrada ayer, donde se le imputó el delito de lesiones y amenazas.

La lanza y el auto quedaron secuestrados a disposición de la justicia, mientras que en paralelo continúa la denuncia por violencia de género radicada en la Comisaría de la Mujer.

 

Comentar
- Publicidad -