Policía de Rawson logró el mejor promedio en el curso de las “Fuerzas de Élite Alacrán”

Se trata del oficial inspector Eliseo Queupimil que cumple funciones actualmente en el GEOP de Rawson y que estuvo integrando ese Grupo Especial desde el año 2009 al 2012.

Queupimil siempre qquiso realizar el curso pero por cuestiones económicas entre otras, nunca había podido. “Ahora a partir de una gestión del comisario general Miguel Gómez, que es uno de los que hizo el curso, con gente de Gendarmería y la ministra Bullrich, me consiguió una vacante y pude entrar” le relató a Crónica el oficial.

El curso comenzó en abril de este año y terminó hace pocos días y es muy conocido entre las fuerzas por el nivel de exigencia física y mental que hace que muy pocos puedan aprobarlo.

En la Policía de Chubut solo 5 efectivos lo cursaron y aprobaron. Ellos son el comisario general Miguel Gómez, el comisario Juan José Ale, el oficial inspector Leonardo Pereyra, actualmente del GEOP de Rawson, el sargento ayudante Diego Barros del GEOP de Comodoro y ahora el oficial inspector Queupimil.

Doblemente meritorio para Queupimil es que ingresó al curso junto a otro 12 policías de todo el país y 50 gendarmes, de los que solo 13 alcanzaron el nivel de exigencia que les permitió aprobarlo, logrando Queupimil el mejor promedio.

“Todo el tiempo te están evaluando, te llevan al extremo”

Te puede interesar
Denunciaron penalmente a los amos de los perros encontrados sin vida

“Ahora me siento plenamente capacitado en la función policial y sé que puedo estar en cualquier lugar donde me designen” aseguró el oficial.

Con respecto a la exigencia del curso de Alacrán de Gendarmería destacó que no es solo física sino también psicológica.

“Todo el tiempo te están evaluando para ver hasta dónde aguanta el cuerpo y hasta dónde la mente. Te llevan siempre al extremo. Pero además es de exigencia intelectual porque por cada etapa que termina te toman una prueba escrita y oral. No aprobar una de estas pruebas te deja inmediatamente fuera del curso” explicó.

En este punto dijo que varios fueron los que se tuvieron que ir a lo largo del curso; el último, uno que se quebró en uno de los saltos en paracaídas.

En lo que respecta a su vida personal Queupimil dijo que “fue particularmente duro para mí porque faltando dos semanas para que termine me enteré que mi padre había tomado la decisión de suicidarse. Así que tuve que tratarlo de la forma más desapercibida posible, no lo informé ni siquiera a los instructores. Por suerte no solo aprobé el curso, sino que terminé con el mejor promedio de entre tantos. Es muy satisfactorio para mí” relató.

 

Comentar
- Publicidad -