La policía de Nicaragua califica de “ilegales” las protestas de la oposición

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo estar preocupada por una declaración de la Policía Nacional de Nicaragua que califica de “ilegales” las protestas opositoras.

En un comunicado difundido el viernes, la Policía Nacional listó una serie de presuntos incidentes violentos durante las protestas contra el gobierno ocurridas en septiembre y se refirió a estas como “marchas ilegales”, además de decir que los organizadores serán responsabilizados de cualquier crimen y acto violento perpetrado durante las marchas.

La oposición rechaza que los manifestantes sean responsables de la violencia y culpa de ella a la policía y grupos militares.

El comunicado alarmó a defensores de derechos humanos debido a que no deja claro si la policía se refería a crímenes específicos o si advertía que todas las protestas serían consideradas ilegales. La Policía Nacional no regresó las llamadas de CNN en busca de clarificación y el gobierno no ha hecho comentarios sobre el comunicado de la policía.

El comunicado de la policía “es contrario a los estándares interamericanos e inhibe el ejercicio de derechos inherentes a una sociedad democrática”, dijo la CIDH en Twitter.

Bajo la Constitución de Nicaragua, los derechos a la libre asociación y a la protesta están garantizados. En su comunicado, la policía hizo notar que la Constitución le otorga la responsabilidad de mantener la seguridad y la paz.

Desde el inicio de las protestas en Nicaragua en abril han fallecido 322 personas, según la CIDH, mientras que el gobierno del presidente Daniel Ortega ubica la cifra de muertos en 199.

Comentar
- Publicidad -