Un joven mató a su padre millonario mientras dormía para heredar su fortuna

Dellen Millard, de 33 años, fue encontrado culpable de la muerte de su padre, a quien asesinó de un disparo en el ojo para heredar los millones de la empresa familiar de aviación. El joven ya cumplía dos cadenas perpetuas por los asesinatos de Laura Babcock y Tim Bosma.

El canadiense Wayne Millard, de 71 años, murió en el 2012, víctima de un disparo en la cabeza en lo que parecía ser un suicidio. Su hijo Dellen heredó  la compañía familiar de aviación. Seis años más tarde, Dellen, ahora de 33 años, fue hallado culpable de la muerte de su progenitor.

Millard se encuentra en prisión en la actualidad cumpliendo dos cadenas perpetuas por los asesinatos de Laura Babcock y Tim Bosma.

La muerte de Wayne Millard en el 2012 fue originalmente declarada un suicidio. Pero este lunes un juez de la Corte Superior de Ontario declaró a Dellen Millard culpable de dispararle a su padre en el ojo mientras dormía.

El juez Maureen Forestell señaló que Dellen Millard llevó a cabo un “asesinato planeado y deliberado”.

Seis meses después de la muerte de Wayne Millard, un hombre canadiense de 32 años de nombre de Tim Bosma desapareció.

Su ausencia desencadenó una serie de investigaciones policiales que condujeron a Dellen Millard.

Bosma se había encontrado con Millard y un amigo de este, Mark Smich, para venderles su camioneta en mayo de 2013. Pero nunca regresó a su casa. Millard y Smich fueron encontrados culpables de su asesinato en 2016.

Te puede interesar
Apareció el esqueleto de un hombre desaparecido hace 22 años gracias a Google Earth

También fueron declarados culpables de asesinar a la exnovia de Millard, Laura Babcock, que había desaparecido en julio del 2012, unos meses antes de la muerte de Wayne Millard.

El cuerpo de Babcock nunca se encontró, y los restos hallados en una propiedad de Millard estaban demasiado carbonizados como para poder ser identificados.

Los fiscales creen que Millard y Smich les dispararon a los dos e incineraron sus cuerpos.

Smich no fue acusado por la muerte del padre de Millard.

El padre de Babcock, Clayton, habló este lunes afuera de la corte acompañado por su esposa, Linda, y los padres de Bosma, Hank y Mary.

“Se ha demostrado que no solo los Bosmas y nosotros perdimos a un ser querido. La familia Millard debe vivir con el hecho de que este atroz individuo asesinó a su propio padre”, dijo Babcock, según CBC.

Comentar
- Publicidad -