Cómo se sintió el paro nacional contra las medidas económicas del gobierno de Macri

La CGT concretó su cuarto paro general contra las medidas económicas del Gobierno de Mauricio Macri, que registró un alto cumplimiento en el transporte público de pasajeros y sectores como fábricas y escuelas, pero con dispar adhesión en locales comerciales.

La CGT concretó, con el respaldo de las tres CTA, su cuarto paro general contra las medidas económicas del Gobierno de Mauricio Macri, que registró un alto cumplimiento en el transporte público de pasajeros y sectores como fábricas y escuelas, pero con dispar adhesión en locales comerciales.

En la Capital Federal y grandes ciudades del interior del país la medida de fuerza se sintió más que en las pequeñas localidades, en especial por la paralización total de los servicios de colectivos, trenes y el subte que imposibilitó, o al menos complicó, la posibilidad de llegar a los lugares de trabajo o cumplir con otras tareas habituales.

Además del transporte público, el paro tuvo total adhesión en fábricas, dependencias públicas, bancos, escuelas y universidades, transporte de mercaderías, recolección de basura, provisión de combustibles y transporte aéreo.

En cambio, impactó en menor medida en la actividad de los comercios, ya que en la Capital Federal y en las principales ciudades la mayoría de los negocios gastronómicos (cafeterías, bares, restaurantes) levantaron sus persianas, mientras que se vieron también muchos locales abiertos de rubros como indumentaria, bijouterie, ferreterías, supermercados, perfumerías y verdulerías.

Te puede interesar
Oscar Aguad: "Lo de Aldo Rico con los Carapintadas es historia vieja"

En la ciudad de Buenos Aires, si bien no se registró un tránsito vehicular de un día habitual, tampoco se observaron calles desérticas, ya que circuló una gran cantidad de autos particulares, como también de servicios como taxis, remises, Cabify y Uber.

Según cálculos del Ministerio Hacienda, el costo para las cuentas nacionales del paro general será de aproximadamente 31.600 millones de pesos, mientras que un informe de la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) indicó que el sector perdió en ventas unos 12.538 millones de pesos, con un 26,8 por ciento de los comercios cerrados en el país.

En tanto, una de las dos la CTA Autónoma anunció un endurecimiento de su plan de protestas a partir de la semana próxima, ya que realizará un acampe de cinco días frente al Congreso Nacional para rechazar el proyecto de presupuesto 2019.

Se trata de la CTA Autónoma que lidera Ricardo Peidro, que tiene como columna vertebral al sindicato de estatales de ATE y está enfrentada a la CTA Autónoma de Pablo Micheli.

Comentar
- Publicidad -