Caso Iván Torres: la justicia federal y un nuevo juicio para tres policías antes absueltos

La resolución fue dictada por los camaristas de la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal con asiento en Comodoro Py. Los magistrados Ángela Ledesma, Alejandro Slokar y Ana María Figueroa ordenaron realizar un nuevo juicio oral y público para tres policías que habían sido absueltos: Pablo Miguel Ruiz, Hernán Eliseo Leiva y Mario Alberto Gómez. Hay que decir que de los procesados que tuvo el juicio por la desaparición de Iván Torres, solo dos policías resultaron condenados, el entonces comisario Fabián Tillería a 15 años de prisión y el oficial Marcelo Chemín a 12 años. La Cámara confirmó estas condenas y la absolución de Nicolás Alfredo Fajardo, Sergio Omar Thiers y Sebastián Florentino Cifuentes.

Los policías que ahora enfrentarán un nuevo juicio son los que se desplazaban en el móvil 469 la noche que desapareció Torres. Los camaristas ordenaron que para el nuevo debate se conforme otro tribunal diferente al anterior.

El fiscal general Ricardo Weschler sostuvo que Ruiz, Leiva y Gómez son los que subieron a Torres a ese vehículo y lo llevaron a la Seccional Primera. Los testigos Luis Patricio Oliva y Gerardo Atilio Colin son las últimas personas que vieron a Torres esa noche afuera de la heladería Bitto, y son quienes dicen haber visto el móvil policial pasando muy lento con dos policías adelante y uno en la parte de atrás. “Advirtieron que Torres que aguardaba detrás de un estudio jurídico cercano a la heladería ya no estaba”. El fiscal sostiene que Torres era conocido y sufría acoso de esa fuerza y que ya había sido llevado a un descampado en Km. 8 donde fue golpeado, obligado a sacarse las zapatillas y fue víctima de disparos intimidatorios. También asegura que tenía varios ingresos a la Seccional Primera, aunque no todos registrados. La Fiscalía asevera que “por el horario de salida del móvil, lo expresado por estos dos testigos y los antecedentes de abusos previos, la Fiscalía asume que fue este móvil en el que se detuvo a Torres y se lo condujo a la Seccional Primera”. Esto con la única prueba que quedó absolutamente acreditada no solo por el libro del parte diario sino también por los dichos de los imputados, que esa noche estaban en ese móvil a la hora que se produjo la desaparición.

Te puede interesar
Boliviano denunció que su ex mujer y su hija lo golpearon y le robaron dinero

Para los camaristas, según lo expresan en su resolución, “cobran especial relevancia ciertos datos fácticos que no fueron ponderados en su real dimensión, como el paso a baja velocidad del móvil policial, la presencia del grupo de chicos a altas horas de la noche en el exterior de la heladería y la detección de Torres con el grupo, aislado del resto y parado en la vereda”.

Por otro lado consideran que el hecho de que los tres policías no tengan antecedentes de abusos “no puede configurar per se un elemento determinante para desechar su participación”. Sostienen que las pruebas deben valorarse en conjunto, el horario de salida del móvil, los dichos de los testigos y el esquema policial para erradicar del centro urbano de Comodoro a jóvenes marginales. En ese sentido consideraron que “hay déficits en el primer fallo porque los jueces omitieron elementos convictivos incorporados al debate”.

Finalmente consideran que “está íntimamente vinculado con el deber que pesa sobre el Estado investigar y sancionar las graves violaciones a los Derechos Humanos, máxime cuando las investigaciones por la desaparición de Torres se caracterizaron por la negligencia de las autoridades judiciales en la recolección de la prueba y por la tardanza en la conclusión del proceso y enjuiciamiento de los responsables”.

 

Comentar
- Publicidad -