Allpa Munay y su recorrido al Yupanqui inédito

Allpa Munay es un grupo que transita el camino sonoro y la profunda huella poética de uno de los folcloristas más importantes de América Latina, Atahualpa Yupanqui.

(Por Gustavo Grosso) Fernando de Gyldenfeldt en voz, Nicolás Kamienkowski en guitarra, Pablo Palacios en piano y Nahuel Villegas en percusión, recrean su obra a través de una interpretación respetuosa, que sin alterar su carácter folclórico, logra desde un sonido actual contener una obra trascendental. Allpa Munay busca resignificar la obra de Atahualpa, que se materializa en este primer disco de canciones hasta ahora inéditas y de otras, muy poco difundidas. Un descubrimiento creativo que se hace posible gracias al encuentro y colaboración directa de su hijo, Roberto Kolla Chavero.


-¿Cómo comenzó la historia de Yupanqui Inédito? ¿Qué caminos fueron recorriendo hasta darle forma a este disco?

-La historia comienza cuando el cantante Fernando de Gyldenfeldt propone armar una serie de recitales en homenaje a Atahualpa Yupanqui. Para ello convoca inicialmente a Nicolás Kamienkowski en guitarra, luego a Pablo Palacios en piano y finalmente al percusionista Nahuel Villegas. Desde un principio sentimos la necesidad de profundizar en el amplio espectro del repertorio yupanquiano, ya que si uno repara en la obra de Don Ata, son múltiples las temáticas que aborda el autor. No queríamos quedarnos solamente con sus clásicos, sus canciones más interpretadas. Queríamos indagar más. Fue en medio de ese recorrido, que tuvimos la grata posibilidad de establecer vínculo con el hijo de Atahualpa Yupanqui, Roberto “Kolla” Chavero. Esto ocurre gracias a que el escritor y músico Miguel Ángel Palacios, padre de Pablo, había retomado contacto con el Kolla luego de muchos años de haberse conocido allá por el año 1997, cuando Miguel había ganado el primer premio en prosa en el Certamen Yupanquiano, en el cual el Kolla había sido parte del jurado. Decidimos entonces reunirnos una tarde para compartir con el Kolla lo que empezábamos a esbozar en nuestros primeros arreglos musicales. Entre algunas de las obras que le mostramos, se encontraban “Preguntitas sobre Dois” y “El niño duerme sonriendo”.

-¿Y cómo siguió la historia?

-Luego de aquel encuentro, el Kolla se mostró interesado en nuestro trabajo y decidió facilitarnos obras de Yupanqui que nunca habían sido grabadas. Es por eso que optamos por abocarnos al estudio de ese cancionero inédito; nos tomamos el tiempo para procesarlo, sentirlo y masticarlo; esta etapa fue fundamental para nosotros. Finalmente, llegado el momento entendimos que todo este trabajo tenía que materializarse en un disco. Y así fue como pusimos manos a la obra y decidimos realizar esta producción discográfica que incluye tanto material inédito así como obras poco difundidas del autor que nos resonaban profundamente.

-Allpa Munay se propone mantener vigente la obra de Yupanqui ¿Qué consideran que Atahualpa significa para el cancionero argentino y latinoamericano?

-Atahualpa Yupanqui es parte constitutiva de nuestra identidad latinoamericana, porque su música y su canto nos hablan de nuestra tierra, y nos proyectan y remontan hacia el fondo de la historia, pero también hacia el futuro. Creemos que Atahualpa es parte de nuestro patrimonio cultural y continúa vigente, aún 26 años después de su fallecimiento, porque tanto su música como sus palabras nos cuentan relatos de la vida campesina, la lucha por la tierra, el sufrimiento por la explotación, también el amor no solo entre las personas sino hacia los elementos de la naturaleza como son el río, los cerros, el cosmos o la tierra misma, y en tercer lugar los aspectos filosóficos y metafísicos de la obra yupanquiana.

-¿Esta búsqueda tiene que ver con la memoria?

Son temáticas eternas, porque fueron escritas y pensadas desde quien conoce y estudia la memoria histórica de los pueblos. Es importantísimo reconstruir dichas obras, porque dejaremos de ser colonia cuando empecemos a valorar más nuestro propio acervo cultural.

-¿Cuáles han sido los aportes más importantes que Roberto Chavero realizó a la banda?

-En primer lugar Roberto “Kolla” Chavero nos ha brindado la confianza para poder realizar este trabajo acerca de la obra de su padre. En segundo lugar, el Kolla nos ha nutrido con un conjunto de obras inéditas que han sido esenciales en el trabajo de Allpa Munay. Asimismo nos ha brindado historias, anécdotas y saberes que nos nutrieron y nos nutren constantemente para poder seguir creciendo y profundizando en dicha obra. De hecho él mismo nos ha sugerido el nombre Allpa Munay, que en quichua significa “tierra querida” o “tierra amada”, y nos ha explicado que este nombre había sido propuesto por Atahualpa Yupanqui para denominar a un campo que el Kolla había adquirido en Santiago del Estero.

-¿Existe más material aún inédito, además del que grabaron para el disco?

-Sí, hay bastante material inédito aún, tanto en forma de manuscritos, así como también partituras que han sido editadas pero nunca grabadas. La obra musical de Yupanqui es inmensa, tiene registradas más de 400 canciones, entre ellas músicas instrumentales. Por eso insistimos en que aún no se ha difundido fuertemente gran parte de la obra del autor.

-¿Qué formato usan para ir presentando el disco en distintos escenarios?

-La presentación del disco es el momento para compartir el fruto del trabajo de todos estos años, que es esta serie de obras de Yupanqui abordadas desde el piano, la guitarra, la percusión y las voces. Contamos con la hermosa presencia de Kolla Chavero y a la vez del poeta Miguel Ángel Palacios, quien interpreta poesía yupanquiana.

-Además de la obra de Yupanqui, ¿la obra de qué otros artistas rescatan en Allpa Munay?

-Por el momento hemos decidido comenzar por Atahualpa Yupanqui porque fue lo que nos convocó inicialmente como proyecto musical. Pero vemos posible en un futuro continuar indagando en otros autores que forman parte de nuestra raíz latinoamericana.

 

A LA SOMBRA DE UN ROBLE

Atahualpa Yupanqui está considerado como uno de los grandes de la música argentina. Sus canciones han formado parte del repertorio de grandes artistas en todas las partes del mundo. Héctor Roberto Chavero Aramburu, conocido como Atahualpa Yupanqui, nació en Campo de la Cruz, provincia de Buenos Aires,  el 31 de enero de 1908. Su padre tenía sangre quechua y su madre era de origen vasco. Su infancia transcurrió en Agustín Roca, pueblo de su provincia natal, donde su padre trabajaba en el ferrocarril.

Aunque intentó tocar el violín, enseguida encontró en la guitarra la mejor forma de expresarse. Tomó clases el maestro Bautista Almirón, que fomentó su vocación. Aunque interrumpió con frecuencia sus estudios, pronto comenzó a escribir poemas, que firmaba con el seudónimo de Atahualpa Yupanqui. Pronto, sus canciones fueron reconocidas y populares, formando parte de los repertorios de otros prestigiosos artistas. Tuvo algunos problemas con las censuras, por lo que tuvo que exiliarse en París. Fue también autor de numerosos libros. El cantautor murió el 23 de mayo de 1992 en una habitación de hotel de la ciudad de Nimes. Sus cenizas descansan en los jardines de su casa museo en la localidad de Cerro Colorado, a la sombra de un roble junto a las de Santiago Ayala “El Chúcaro”, un gran bailarín de danzas folclóricas.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -