Multitudinaria marcha para repudiar la crisis económica y el acuerdo con el FMI

Las organizaciones sindicales y sociales combativas convocaron a un paro nacional “activo” por 36 horas, que comenzó este mediodía y se extenderá todo el martes, cuando se desarrolle la medida de fuerza general convocada por la CGT.

Miles de personas se movilizaron desde el mediodía y durante la tarde en el centro porteño rumbo a la Plaza de Mayo, donde se desarrolló el acto central de la jornada de protesta contra el ajuste del Gobierno de Mauricio Macri.

La manifestación, convocada por el Frente Sindical que lidera Hugo Moyano, las dos CTA y organizaciones sociales de izquierda, es la antesala del paro general convocado para este martes por las centrales obreras, que se prevé contundente por la adhesión de los gremios de transporte.
En los alrededores de la Plaza de Mayo se instalaron puestos de comida, mientras que las columnas desembocaban frente a la Casa Rosada por las principales arterias, la Avenida de Mayo, Diagonal Norte y Diagonal Sur.

Durante el acto de cierre de la jornada de movilización, el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, resaltó esta tarde que “el pueblo va a seguir saliendo a la calle” para “volver al Gobierno”.

“Como lo hicimos después del golpe del 55, como lo volvimos a hacer después de la dictadura genocida o después del neoliberalismo de los ´90, siempre el pueblo ha vuelto para construir la esperanza y para que nuestros hijos empiecen a ver que pueden cambiar para bien”, sostuvo el dirigente gremial.

Yasky, uno de los principales oradores de la jornada, cuestionó además el viaje oficial del presidente Mauricio Macri a Estados Unidos al señalar que el mandatario nacional “debe tener las rodillas entumecidas” por estar “mucho tiempo de rodillas” ante quienes “ven a la Argentina, a Brasil y a la región como el patio trasero” del mundo.

Te puede interesar
Cristina Kirchner repudió la muerte del jubilado golpeado en un supermercado

Además, el sindicalista destacó la coordinación de las medidas de fuerza con la CGT y adelantó que “no va a ser la última vez” que ocurra esto, ya que -remarcó- “hay que construir un plan de lucha para la emergencia social, educativa y laboral”.

La Izquierda y otras agrupaciones se concentraron desde las 13 en el Obelisco. La CTEP, la CCC, Barrios de Pie y el Frente Popular Darío Santillán se sumaron a la marcha al Puente que une Avellaneda con Capital Federal bajo la consigna “Fuera el FMI. Basta de Hambre”. El dirigente de la CTEP Gildo Onorato advirtió que existe “una crisis laboral y social que deja cada día a más trabajadores sin derechos”.

Los docentes se pliegan al paro desde el mediodía hasta el martes, tanto en Provincia como en Capital, para sumarse a las movilizaciones de los gremios que protestan contra la política económica del Gobierno.

El dirigente camionero Pablo Moyano dijo que la protesta “no es un paro contra Macri”. “Es un paro contra el FMI porque el Presidente es un instrumento, es el director de orquesta de lo que le manda el Fondo Monetario”, criticó.

“Hacemos un llamamiento a gobernadores, senadores y diputados peronistas que ganan elecciones cantando la marcha peronista con los cuadros de Perón y Evita a que rechacen este (proyecto de ley de) Presupuesto que va a traer más ajuste y precarización”, afirmó.

En esta línea los líderes de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, hablaron de un “parazo nacional” por el recorte en el Presupuesto 2019 para alcanzar déficit fiscal y consideraron que la situación económica “es cada vez más grave”.

Comentar
- Publicidad -