Se celebró el Día de las Bibliotecas Populares con una suelta de libros

Representan a distintas Bibliotecas Populares de la Ciudad.

El 23 de septiembre se celebra el “Día de la Bibliotecas Populares”. Y por esa razón se acercaron a la redacción de Crónica representantes de bibliotecas populares de distintos barrios de Comodoro Rivadavia. En una charla colectiva que duró casi 40 minutos se desarrollaron diferentes ejes que hacen a la función actual de las Bibliotecas Populares y también sobre la situación que se atraviesa en la provincia y en la ciudad.

A pesar de que en esta ciudad las bibliotecas populares reciben fondos municipales que las sostienen durante el año, explican que en la provincia del Chubut la situación de otras localidades es muy crítica ya que han dejado de percibir fondos provinciales y nacionales siendo los únicos ingresos con los que contaban.

Por esa razón este año se manifestaron simbólicamente mediante una “suelta” de libros para visibilizar la crisis. Los representantes de Comodoro mencionaron que acompañaron a sus colegas sumándose a la actividad.

Entre los presentes estaban Roberto García del barrio Las Américas, Franca Giacopponi de Valle C, Brenda Cotogni de Palazzo, Cristina Nieva de Astra, Marta Muriel de San Cayetano, Mario Delgado del barrio Don Bosco- Km.8 y Roberto García del barrio Las Américas.
“Nos solidarizamos y alineamos a los reclamos de las bibliotecas de toda la provincia” expresó Cristina Nieva de la Biblioteca Popular de Astra aunque hace la aclaración que la situación en la ciudad es diferente ya que a pesar de haber dejado de percibir los fondos provinciales, en Comodoro reciben una ayuda que nunca se discontinuó y que es muy significativa.

Las Bibliotecas Populares se nuclean a través de la CONABIP, ente nacional, también a través de un ente provincial que es la Federación de Bibliotecas Populares del Chubut y a nivel local a través del FAEM -Fondo de Asistencia Educativa Municipal.

Recuerdan que el FAEM fue un fondo Municipal gestionado en el año 2001 por una comisión de mujeres bibliotecarias para hacer frente a la crisis. Se creó a través de una ordenanza, mediante un artículo que figuraba en la Carta Orgánica Municipal, que explicitaba se debía generar un fondo para fines educativos que derive del impuesto automotor e inmobiliario. Ese fondo continúa hasta la actualidad siendo percibido por bibliotecas y las cooperadoras escolares, algo que aprovechan la oportunidad para destacar públicamente.

Bibliotecas como espacios culturales

A pesar de que por momentos se generaba un debate durante la entrevista entre los distintos representantes, casi todos coincidían en que buscan por sobre todo colaborar con el desarrollo integral de las personas a través de la educación permanente y la asistencia en todos sus ámbitos. “Hoy tenemos que pensar más como centros culturales que como espacios de lectura. Si solo pensamos en libros nos quedamos detenidas en el tiempo” afirmaban y comentaban que muchas han sumado ludotecas como espacios de juegos y recreación.

Te puede interesar
Clima: miércoles con lluvias, nevadas y una máxima de 14 grados

Bibliotecas merenderos

Cada una funciona en un barrio diferente, con particularidades y realidades distintas. Por ejemplo Roberto García del barrio Las Américas, contaba que además de oficiar de “merendero” como varias de las presentes, también se ocupaban actualmente a recepcionar prendas de vestir para luego repartir entre los vecinos más carenciados y que también los fines de semana con colaboración de una iglesia del barrio hacen actividades educativas y recreativas.

Lo que no ponen en duda es que las puertas tienen que estar abiertas para dar respuesta a la comunidad. Desde lo social y lo cultura. “Si la Biblioteca no está abierta prácticamente todos los días, o solo abre tres veces por semana pierde su sentido básico” decían y coincidían todos.

Respecto del festejo tradicional del 23 de septiembre algunos regalarán libros, otros los pondrán a disposición de su lectura en algún sitio público y otros realizarán actividades como lecturas y demás, pero ese día cada biblioteca popular abrirá sus puertas esperando ser visitada por los vecinos.

Convenio entre la UNPSJB y la Federación de Bibliotecas Populares del Chubut

El convenio indica que en octubre se brindará una capacitación gratuita para bibliotecarias sobre trámites contables.

Juan Carlos Suárez, en representación de la Federación de Bibliotecas Populares del Chubut, donde es delegado en la zona sur, adelanta la noticia de que lograron un acuerdo con la Facultad de Ciencias Sociales para ayudar a las Bibliotecas a que puedan regularizarse administrativamente y de esa manera acceder a los mencionados subsidios.
Explican que muchas veces no acceden a los subsidios por cuestiones burocráticas y que tampoco disponen de los medios para contratar a un contador que los asesore.
Por esta razón el 25 octubre se brindará una charla sobre documentación y asientos contables para que puedan realizarlos por sí mismas.

A partir de entonces alumnos que cursan el tercer año de la carrera se acercarán personalmente a aquellas que más lo necesiten para ayudarlos a realizar sus balances y Contadores del Colegio de Ciencias Económicas prestarán voluntariamente su firma.

El objetivo último es que de esa manera puedan registrarse legalmente y acceder a los beneficios antes mencionados.

Comentar
- Publicidad -