Un argentino está varado en Ecuador: lo desvalijaron

Necesita los documentos para regresar con su moto Tita. El hombre es de Santa Fe y no puede retornar a su ciudad por este inconveniente administrativo.Osvaldo Botto tiene 59 años y partió de Santa Fe con el sueño de recorrer Sudamérica en moto, a la que llama Tita. Sin embargo, ahora está varado en Ecuador, donde lo desvalijaron, y depende de la buena voluntad de las autoridades de los distintos países para poder retornar al país con su vehículo porque, si bien pudo tramitar parte de la documentación, no le renovaron el carné de conducir.

Este aventurero emprendió su viaje el 27 de diciembre, que lo llevó al sur argentino y después a Chile, donde estuvo un mes. Allí sufrió un primer contratiempo: un asalto, a 200 kilómetros de la ciudad de Osorno. Pero no se llevaron más que dinero y eso no le impidió seguir su travesía, recorrer de sur a norte el país trasandino durante un mes y entrar a Perú.

Después pasó a Ecuador y posteriormente, a Colombia, donde estuvo seis meses trabajando en la cocina de un bar y en la confección y venta de artículos de orfebrería.

Sin papeles

Luego de trabajar y recaudar dinero, volvió a Ecuador y fue allí donde sufrió el robo de su riñonera con todos los documentos. Esto ocurrió el 8 de septiembre pasado, fecha en la cual comenzó su odisea. Después de intentar sin éxito recuperar sus pertenencias, el martes 11 se dirigió al Consulado argentino, donde pagó 15 dólares por el nuevo documento y pudo gestionar el pasaporte transitorio sin costo.

Te puede interesar
Está con libertad condicional y en apenas dos días cayó dos veces detenido por intentos de robo en Km. 8

Parecía que todo iba a encaminarse hacia su resolución y que el robo de la documentación era nada más que un pequeño contratiempo. Sin embargo, las cosas no fueron así. “Cuando fui al consulado, me dijeron que no tenían herramientas para tramitarme el carné de conducir, que tenía que ir a Tránsito en Santo Domingo (unos 130 kilómetros al norte de Quito), que no se hacían cargo y que no era problema de ellos si me habían robado”, lamentó Botto, quien agregó: “Ahora dependo de la buena voluntad de las autoridades de los distintos países para poder circular”.

El problema es que, si no consigue la documentación definitiva, corre el riesgo de ser multado con centenares de dólares, algo que pretende evitar a toda costa. Más allá de todo, Botto no renuncia al sueño con el que inició la travesía: recorrer Sudamérica con su querida Tita.

Comentar
- Publicidad -