Atacan a balazos marcha opositora en Nicaragua: un muerto

Fuerzas policiales abrieron fuego contra los manifestantes, entre los que había niños. Hay al menos cuatro heridos.

Un grupo de policías y presuntos paramilitares nicaragüenses abrieron fuego este domingo (23.09.2018) contra una marcha opositora, dejando al menos un muerto y cuatro personas heridas. Los hechos ocurrieron en los alrededores del mercado Iván Montenegro, al oriente de Managua, y según los primeros reportes, la persona fallecida es un joven que recibió un impacto de bala en el pecho. Su deceso fue confirmado por la Policía.

La marcha “Somos la voz de nuestros presos políticos” comenzó a eso de las 10:00 locales (16:00 GMT) en el sector norte de la capital, pese al asedio de “turbas” del Gobierno que se apostaron en el lugar y de policías antimotines que lanzaron bombas lacrimógenas. Tras una hora de caminata, en la que los manifestantes corearon consignas contra el presidente Daniel Ortega y exigieron la libertad de unos 300 manifestantes que se encuentran presos, se produjeron los primeros disparos y la protesta fue disuelta.

Cientos de personas, muchas de ellas menores de edad, corrieron aterrorizadas hacia viviendas cercanas y otras se resguardaron detrás de árboles y de vehículos estacionados, para no ser alcanzados por las balas. Otros manifestantes se dispersaron y buscaron refugio en la parroquia católica Nuestra Señora de Las Américas, donde sonaron las campanas.

Te puede interesar
Video: con una toalla mojada, profesor le sacó el maquillaje a las alumnas

Llamado a dialogar

“Pueblo, únete”, “Patria libre o vivir”, “Qué vivan los estudiantes”, “No tenemos miedo”, “¡Que se rinda tu madre!”, gritaban los manifestantes, que fueron convocados por los familiares de los presos por protestar contra el presidente Ortega, en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos desde abril pasado. Según cifras del Alto Comisionado de la ONU, desde entonces han muerto “más de 300 personas” a manos de las fuerzas de seguridad.

La crítica situación llevó este mismo domingo al cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, a instar a Ortega a retomar el diálogo nacional suspendido en julio pasado, antes de que el país llegue “a un precipicio”. “No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo aguante (…) el reto es sentarnos a platicar antes de llegar a un precipicio”, advirtió el también arzobispo capitalino.

Comentar
- Publicidad -