Investigan una millonaria estafa en venta de terrenos que eran del ISSyS

En el marco de una investigación iniciada por Alfredo Pryor, desde su rol de Vocal del sector Activo del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS), luego de revisar documentación por una presunta venta irregular de terrenos pertenecientes al instituto que oportunamente fueron cedidos al Círculo Policial de provincia para realizar un plan de viviendas, durante la semana pasada se realizó allanamiento a una escribanía de Trelew por la certificación de una firma que aparentemente fue falsificada y que corresponde a Carlos Mantegna.La trama, con un hecho que tiene varios años de concretada, supone la venta irregular de una manzana completa -entre 15 y 17 lotes que complementaría el plan de viviendas con sectores de servicios- a un empresario chino, por lo que se investiga ahora si esa operación irregular se habría realizado por el Círculo Policial o personas que tuvieron responsabilidades dentro de esa institución y que habría redituado un millonario ingreso de dinero.

Si bien el empresario chino asegura que la compra fue realizada de buena fe, la investigación de la documentación secuestrada en el allanamiento y la que fue aportada por el propio ISSyS, terminará por aclarar responsabilidades del fraude y quién o quiénes fueron beneficiados en una operatoria que sumó como delito la falsificación de la firma de quien en ese momento era presidente del instituto, Carlos Mantegna.

Te puede interesar
La Municipalidad acompañará el II Panamericano de Pesca Submarina

El propio dirigente cordillerano desconoció la cesión del macizo y la rúbrica existente en la documentación que se presentaba para la venta, lo que a su vez redundará en una nueva instancia judicial que implica a la escribanía allanada y cuyo titular “dio fe” de la legitimidad de la firma.

Prior destacó que la cesión de tierra se realizó durante la gestión de Mario Das Neves al Círculo Policial para que en tres de las cuatro manzanas se realizara un plan de viviendas, mientras que en la cuarta se proyectaba construir obras de servicio para el nuevo asentamiento, como un salón de usos múltiples, proveeduría, sala de atención primaria de salud y una guardería, entre otras dependencias.

Ese sector, precisamente, es el que nunca se utilizó para los fines comprometidos en el convenio y el que se vendió -en una cifra varias veces millonaria- a un empresario chino que, asegura, también habría sido engañado “con documentación avalada por la escribanía Fossati, la que en principio negó copias ante el pedido de ISSyS, y por ello el instituto tuvo que realizar todos los trámites a través del Colegio de Escribanos”.

Comentar
- Publicidad -