Investigan una operación millonaria de Lázaro Báez en una isla del Caribe

La operación del empresario kirchnerista salió a la luz luego de que se congelara una cuenta con tres millones de dólares en las Bahamas.

La Justicia investiga en la isla caribeña de Curazao una operación que hizo el empresario ultrakirchnerista Lázaro Báez, por 56 millones de dólares, para lavar dinero. La operación salió a la luz luego de que se congelara una cuenta con tres millones de dólares en las Bahamas.

Llos investigadores conocieron por boca del arrepentido Leonardo Fariña el registro del movimiento de esos 56 millones de dólares que habrían sido parte de una simulación en la contabilidad de Austral Construcciones, la empresa emblema de Báez. En 2011, Austral Construcciones -la firma que ganó durante el gobierno kirchnerista 52 contratos viales por $ 46.000 millones-, ingresó a su contabilidad U$S 56,3 millones.

La explicación que dio el empresario K es que ganó en una mediación una disputa con una sociedad de Curazao por un contrato fallido que se firmó en Belice. Para esta operación y posterior contratación se utilizó un fideicomiso uruguayo.

En su momento, según explicó Fariña, quien trabajó manejando lasfinanzas de Báez, ante el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4), esa sociedad a la que refirió el empresario patagónico se llama “J+J Holding NV” . En el TOF 4 se dará inicio el 30 de octubre al juicio de la Ruta del Dinero K, donde se investiga el entramado financiero que le permitió a Báez lavar al menos 60 millones de dólares entre 2010 a 2013, Lo que señaló Fariña, que fue aceptado en la causa como arrepentido, es que esa transferencia por más de U$S 56 millones “nunca existió”, y que se trató “de una clara maniobra a través de la cual Báez lavó activos ingresando fondos del exterior a los estados contables de la argentina con apariencia de licitud”, sostuvo Fariña en un escrito presentado ante el Tribunal.

Te puede interesar
Lázaro Báez seguirá preso: prorrogan su preventiva por ocho meses

En este sentido, antes de la realización del juicio, y como acusado en la causa, el “valijero” de Báez pidió que se envíe un exhorto al Registro Público de Comercio de Curazao para que informe si “J+J Holding NV” estaba activa a la fecha en la que se firmó el contrato. Por otro lado, pidió que se indique si Austral Construcciones estaba inscripta como proveedor del Estado de Curazao.

Asimismo, como tercera medida, se sugirió que se requiera una copia certificada de los contratos que se habrían suscripto entre la constructora acreedora del 86% de la obra pública vial que el kirchnerismo destinó a Santa Cruz, y la empresa o fideicomiso participante en dicha operación.

Al tratarse de un contrato internacional, una operación que según Báez fue fallida, el negocio debe estar apostillado y registrado en Curazao. Por ello se sugirió solicitar una copia de dicha documentación en caso de haber existido.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -