Mantienen la prisión preventiva de Núñez y Hernández hasta la audiencia preliminar

En horas de la mañana del viernes se llevó a cabo en sede de los tribunales penales ordinarios la audiencia de revisión de la medida de coerción para los imputados Alberto Nicolás Núñez y Claudio Fabián Hernández. Ello por el ilícito acontecido en la zona de Rocas Coloradas el pasado 22 de abril del presente año, que terminara con la vida de Gustavo Fozziano. La funcionaria de fiscalía requirió se mantenga la medida de coerción que pesa sobre ambos imputados hasta el próximo 7 de diciembre, cuando se concreta la audiencia preliminar del caso. La querella realizó idéntica solicitud. En contraposición el defensor se opuso a ello y pidió el arresto domiciliario de sus pupilos.

La audiencia de revisión fue presidida por Martín Cosmaro, juez penal; por el Ministerio Público fiscal se hizo presente patricia Rivas, funcionaria de fiscalía; en tanto que la querella fue representada por Oscar Herrera. La defensa de Núñez y Hernández fue ejercida por Mauro Fonteñez, abogado particular de los mimos. Asimismo familiares de la víctima fueron asistidos por una profesional del SAVD.

En un primer momento la funcionaria de fiscalía solicitó el mantenimiento de la prisión preventiva de ambos imputados hasta el próximo 7 de diciembre, fecha en que se realizará la audiencia preliminar del caso. El Ministerio Público Fiscal ha presentado acusación en contra de Núñez y Hernández por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de autor para Núñez y de partícipe necesario para Hernández. Se han tomado diversas entrevistas que se han ventilado en las distintas audiencias de familiares y allegados a la víctima que han acreditado el hecho acontecido en el rancho “la horqueta”. También se acreditó el vehículo en el que los imputados se trasladaron hacia el lugar, que Núñez tenía el arma de fuego y Hernández conducía. Luego en la casa de un sobrino manifiesta que se “había mandado una macana”. La acusación se presentó el pasado 12 de septiembre.

Te puede interesar
Lesiones graves y abuso a bebé de 7 meses: Declaran penalmente responsable al único detenido

Así la funcionaria requirió el mantenimiento de la prisión preventiva de ambos en base a los elementos de convicción suficientes existentes como para tenerlos como autores del hecho investigado, en base al peligro de fuga por las características graves del hecho y la pena en espera como resultado del procedimiento, con un mínimo de 10 años y 8 meses de prisión. Respecto a la pretensión punitiva expresada en la acusación la fiscalía pedirá 16 años de prisión para Núñez y 15 años para Hernández. Por último la funcionaria argumentó la existencia del peligro de entorpecimiento ya que todos los testigos son familiares y conocidos de los imputados.

La querella coincidió con la acusadora pública y solicitó el mantenimiento de la medida de coerción hasta la audiencia preliminar de ambos imputados.

El defensor por su parte se opuso ya que a su entender “no se ha podido acreditar por parte de los acusadores la autoría del hecho”. La calificación jurídica debería ser la de homicidio en agresión o en riña, sostuvo el defensor, así la pena en expectativa no debería ser óbice para mantener la prisión preventiva que vienen cumpliendo sus asistidos. En el lugar del hecho existieron más agresores, aseguró el defensor. Se han presentado anteriormente informes socio-ambientales que acreditan el arraigo de ambos en la ciudad, es decir no hay peligro de fuga. A su vez el peligro de entorpecimiento se puede subsanar con medidas sustitutivas. Pidiendo la morigeración de la medida de coerción que cumplen, por su arresto domiciliario.

Finalmente el juez penal resolvió mantener la prisión preventiva de ambos imputados hasta el próximo 7 de diciembre en base a la existencia de elementos de convicción suficientes para tener a Núñez y Hernández como probables autor y partícipe de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. También el juez fundó su decisión en las características graves del hecho realizado en un lugar alejado de la ciudad, en horario nocturno. Mencionando el peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación.

Comentar
- Publicidad -