Kim Jong-un y Moon Jae-in acuerdan desmantelar central nuclear de Yongbyon

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, firmaron una declaración conjunta tras celebrar una cumbre en Pyongyang y reafirmaron su compromiso de “eliminar las armas nucleares de la península coreana”.

Los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur firmaron hoy una declaración conjunta que recoge los resultados de su cumbre mantenida en Pyongyang y en la que el régimen de Kim Jong-un se ofreció a desmantelar por completo el complejo de Yongbyon, epicentro del programa nuclear norcoreano.

Según Moon Jae-in, Corea del Norte acordó desmantelar “permanentemente” sus instalaciones clave de misiles en presencia de expertos extranjeros, y está dispuesta a cerrar Yongbyon, su principal complejo nuclear, si Estados Unidos toma medidas recíprocas.

Asimismo, las dos Coreas reafirmaron su compromiso de “eliminar las armas nucleares de la península coreana” y subrayaron la importancia de “lograr progresos reales lo antes posible” en el terreno de la desnuclearización.

El ofrecimiento de cerrar de manera definitiva Yongbyon señaliza un nuevo paso en el intercambio de gestos en el que se han embarcado EE.UU. y Corea del Norte desde su cumbre de Singapur en junio, en la que se comprometieron a trabajar para la desnuclearización del régimen norcoreano.

No obstante, y pese al ofrecimiento de hoy, el proceso de desnuclearización de Corea del Norte sigue sin contar con ningún tipo de plazos ni de especificaciones técnicas para su ejecución.

A su vez, en la declaración de hoy Kim se compromete desde ya a desmantelar por completo la base de lanzamiento de proyectiles de Sohae (noroeste del país), como muestra adicional del compromiso de su régimen con el desmantelamiento nuclear.

Te puede interesar
Trump plantea la posibilidad de negociar con los talibanes

Además, ambos países, técnicamente aún en guerra, firmaron un acuerdo para reducir la tensión militar en zonas fronterizas y acordaron retirar 11 puestos de vigilancia de la Zona Desmilitarizada antes de diciembre.

Kim Jong-un también afirmó que ha acordado con el presidente surcoreano ser el primer mandatario de su país en visitar Seúl, algo que dijo querer hacer pronto.

Estos acuerdos llegan después de que ambos mandatarios celebraran hoy una segunda reunión en la capital norcoreana.

En este encuentro, que comenzó a las 10:00 a.m. hora local en la residencia Paekhwawon (donde se hospeda la comitiva surcoreana) solo participaron los dos líderes, según confirmó la oficina de Moon.

La víspera ambos mantuvieron su primera reunión de esta cumbre, pero en ese caso les acompañaron sus respectivos jefes de inteligencia, además de la vicedirectora de Propaganda y Agitación y hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong, y el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional surcoreana, Chung Eui-yong.

Se espera que el viaje de tres días de Moon a Pionyang ayude a minimizar las diferencias entre Corea del Norte y Estados Unidos después de que ambos países firmaran una declaración en Singapur en junio, en la que se comprometieron a trabajar por la desnuclearización a cambio de que Washington garantice la supervivencia del régimen norcoreano.

Comentar
- Publicidad -