Dueño de casa murió apuñalado por un ladrón que entró a robar

La mañana de ayer, en medio de una pertinaz llovizna, volvió a dar cuenta de un violento hecho policial en el barrio San Cayetano el que, por un aparente robo, terminó con la vida de un joven jefe de familia al intentar defenderse de un ataque, sorprendido por un ladrón mientras dormía junto a su familia.

La trágica y sorprendente situación ocurrió sobre Calle 2 al 1.600 donde residía Ezequiel Camino junto a su esposa e hijos, alrededor de las 8:30 de la mañana cuando, sorprendido por ruidos en el interior de su vivienda, se levantó para averiguar qué sucedía y se encontró con un furtivo delincuente que prácticamente no lo dejó reaccionar y lo atacó con un arma blanca, asestándole una fatal puñalada.

De acuerdo con las primeras informaciones, el solitario delincuente habría ingresado por un ventanal de la vivienda con fines de robo -denunciándose que se habría llevado la billetera de la víctima- pero al verse sorprendido por el titular del domicilio, lo habría atacado con un cuchillo.

El hecho habría sucedido en la cocina de la vivienda pero el lugar de ingreso -y de fuga posterior- habría sido el ventanal del living de la casa, lo que delataría que el delincuente recorría las habitaciones en busca de dinero o elementos de valor.

En esa tarea habría provocado ruidos que despertaron a Camino, lo que motivó que se levantara para conocer qué sucedía y al descubrirlo, habría intentado detenerlo pero en la pelea el ladrón hirió mortalmente al joven padre de familia, empleado de la concesionaria El Tenaz, fugándose rápidamente ante el inesperado desenlace.

Si bien los pormenores del hecho seguían siendo investigados por personal policial, el delincuente solo se habría alzado con una billetera, desconociéndose el monto de dinero que tendría, por lo que las primeras hipótesis apuntan a la violación de domicilio con intento de robo, aunque no se descarta ninguna hipótesis y continúan las investigaciones del caso.

El conocimiento del hecho causó hondo pesar en familiares, amigos y compañeros de trabajo del joven de 27 años, casado y con dos pequeños hijos, quien contaba con un generalizado aprecio por su manera de ser y que -al menos se desconocía- no contaba con enemigos.

Te puede interesar
Denunciaron a una docente de un jardín por un juego de contenido sexual
Comentar
- Publicidad -