Privación ilegítima de la libertad: revierten medida de un juez y disponen prisión preventiva

En la edición del miércoles último este medio informó de un grave episodio policial ocurrido en barrio Stella Maris, donde un hombre descalzo y manando abundante sangre producto de heridas con arma blanca, corrió hasta la estación de servicio situada en Yrigoyen y Juan B. Justo pidiendo ayuda. A la víctima que se encontraba con una mujer lo habían sorprendido tres individuos en la precaria casa situada detrás del supermercado “La Proveeduría” en la playa 99 y, tras maniatarlo, golpearlo y apuñalarlo, le habían robado diversas pertenencias.

Hubo raudo accionar policial que permitió detener a dos de los tres delincuentes y recuperar algunos elementos robados. La víctima fue identificada como Claudio Alberto Gustavo Sandoval, de 36 años y los detenidos como Celso Sebastián Alejandro Castro Flores (25) y Juan Carlos “Pacha” García, de 35.

Tanto García como Castro Flores fueron convocados a la audiencia de control de detención donde pese al pedido de la fiscalía y por la gravedad de los hechos, de que se les otorgue prisión preventiva, sorpresivamente el juez Cosmaro resolvió que recuperen su libertad con presentaciones semanales en Fiscalía.

En forma inmediata tanto desde la División Investigaciones policiales como el fiscal general Julio Argentino Puente, disconformes con el fallo de Cosmaro, pidieron que se revea la medida y se convoque a otra audiencia de revisión ya que reforzaron los cargos contra ambos imputados.

Te puede interesar
Piden precaución por movimiento de vehículos y tropas del Ejército

Tres meses de prisión preventiva

Y fue tras un minucioso trabajo de la DIP y el fiscal Julio Puentes que se llevó a cabo esta segunda medida de revisión ante los jueces Gladys Olavarría y Miguel Caviglia. “Privación ilegítima de la libertad” fue la figura mayor elegida, tomándose en cuenta que a la víctima la mantuvieron atada mientras la torturaban y le robaban en complicidad con una mujer que habría sido la “captadora” de la víctima, identificada como Jennifer Alexandra Leguizamón, de unos 25 años, según los investigadores.

Cabe consignar que la víctima logró escapar en algún momento y descalza y ensangrentada, pudo llegar para pedir auxilio al playero de la estación de servicio. Se hizo comparecer a los dos imputados, aunque solo acudió Celso Sebastián Castro Flores, ya que Juan Carlos “Pacha” García no lo hizo y fue declarado rebelde. A Castro Flores finalmente se le impusieron tres meses de prisión preventiva y se solicitó la captura de Juan Carlos García.

Por la misma causa, a eso de las 14 de ayer en un domicilio de los asentamientos ilegales de la playa 99, la Brigada de Investigaciones realizó un allanamiento donde lograron secuestrar una sábana manchada con sangre, documentos y otros elementos relacionados con el hecho que complican seriamente a todos los imputados en la causa penal.

 

Comentar
- Publicidad -