Tres detenidos y un auto secuestrado por el horrendo crimen de la chica Acuña

Los procedimientos se realizaron ayer en distintos sectores de la ciudad de Trelew, mientras en los tribunales a la principal sospechosa del homicidio, le dictaban dos meses de prisión preventiva.

Trelew (Agencia) La policía secuestró el auto que pudo haber sido usado para trasladar el cuerpo de Rosa Acuña (25) hasta el descampado en donde el lunes lo hallaron calcinado y también detuvo a dos jovencitas a las que relaciona con el crimen y al dueño del coche. Fue en medio de una sucesión de procedimientos que se hicieron ayer a la mañana en distintos sectores de la ciudad mientras en tribunales a la principal sospechosa del asesinato le dictaban dos meses de prisión y ella aseguraba ser inocente.

Laura Vargas –como se recordará– fue detenida el martes en pleno centro de Trelew bajo sospecha de ser la autora del homicidio de la chica Acuña.

Los investigadores sostienen –en base a dichos de testigos de identidad reservada– que ella fue la que estranguló a la muchacha y que creyéndola muerta, contando con la complicidad de otras personas, trasladó su cuerpo en un auto desde su casa hasta la zona del parque industrial. Hasta ese descampado con basura en el que decidió prenderlo fuego.

La mujer –a todo esto– contó ayer una historia totalmente distinta en la audiencia en la que le dictaron la prisión preventiva. Dijo entre otras cosas que a la chica se la llevaron de su casa en un automóvil de color rojo con vidrios polarizados, que sería “un Chrysler”; que en ese vehículo andaban al menos “ocho personas”, entre chicas y muchachos que habían llegado a su domicilio acompañando a una conocida suya llamada Lorena, y que de ahí en más no supo más nada del paradero de Rosa Acuña.

A la mujer le atribuyen desde la fiscalía un homicidio calificado por la alevosía y según los investigadores, hay una batería de pruebas y testimonios que la complicarían. De hecho hoy se espera con enorme expectativa qué dirán en la audiencia de control las dos mujeres y el muchacho que fueron detenidos ayer en procedimientos que se efectuaron en los barrios Corradi, Las Mil Viviendas y Tiro Federal.

En una de esas diligencias, la que se llevó a cabo en la calle Ecuador al 2000, en la zona oeste de Trelew la policía se incautó de un Ford Orion oscuro al que, aparentemente, un testigo de identidad reservada indicaría como el auto en el que cargaron el cuerpo de la chica Acuña para trasladarlo desde la casa de Laura Vargas (la principal sospechosa del homicidio) hasta el descampado del parque industrial, en donde el lunes a la tarde fue hallado carbonizado por un hombre que había ido a ese lugar a juntar chatarra.

Te puede interesar
A punta de cuchillo cinco ladrones asaltaron una verdulería: cuatro detenidos en la huida

Para la mamá de la víctima, a la chica la mataron para que no denunciara a quienes la habían violado golpeándola y forzándola a mantener relaciones sexuales con varios hombres en una “juntada” en donde hubo todo tipo de excesos que el domingo a la madrugada se llevó a cabo en la casa de Laura Vargas; y si bien la policía todavía no admite tener elementos como para respaldar esa versión no se descarta que de algo de eso hablen este sábado –si es que deciden hacerlo– algunas de las personas que cayeron detenidas en la víspera.

Entre esos jóvenes está el dueño del coche secuestrado ayer, un muchacho de 26 años al que la policía atrapó durante la madrugada en la vía pública, antes de allanarle la casa para llevarle incautado el automóvil. “Esta persona, de acuerdo a la investigación, es quien trasladó el cuerpo hasta el lugar del hecho utilizando el vehículo de su propiedad”, afirmó al hablar con este diario el comisario Paulino Gómez, director de la Policía Judicial y máximo responsable del área de Investigaciones de la policía chubutense.

Gómez más adelante al confirmar la concreción de las otras detenciones que se hicieron durante la mañana en el caso Acuña indicó que con las aprehensiones de las dos muchachas “estamos cerrando el grupo que estuvo involucrado en el horrendo crimen” y al preguntársele si ambas eran conocidas de la fallecida respondió: “En principio sí”.

Finalmente, luego de pedir disculpas por no poder brindar mayores detalles relacionados con la pesquisa que se está haciendo por el crimen, resaltó el trabajo que viene haciendo la Brigada de Investigaciones de Trelew a cargo del comisario Mauricio Zabala.

En la policía no descartan que en las próximas horas se produzcan más detenciones y nuevos allanamientos. Creen que los que faltan son quienes ayudaron a quemar el cuerpo de la chica y que –quizás– pudieron haber abusado de ella.

 

Comentar
- Publicidad -