Denuncian el vaciamiento del Centro de Día de Salud Mental y piden respuestas

Trabajadores del Centro de Día de Salud Mental reclaman por el vaciamiento de la institución, la precarización laboral e incluso una situación de maltrato hacia una compañera, por lo que elevaron una nota al Ministerio de Salud pidiendo soluciones.

Desde el Centro de Día de Salud Mental elevaron una nota al ministro de Salud, Adrián Pizzi, la directora provincial de Salud Mental y Adicciones, Cora Luguercho y la directora del Hospital Regional, Myriam Monasterolo denunciando la situación que viven en el sector ante el vaciamiento de la institución, la precarización laboral e incluso situaciones de maltrato.

De esta manera, en el escrito señalaron que “el Centro de Día de Salud Mental es un dispositivo de rehabilitación psicosocial creado en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657, la Ley Nacional del Derecho del Paciente Nº 26.529 y demás normativas tanto provincial como internaciones que establecen el marco jurídico en lo que refiere a la problemática de salud mental, adicciones, discapacidad” y añadieron que actualmente el mismo cuenta con problemáticas que fueron puestas a consideración de las autoridades pertinentes pero no tuvieron respuesta alguna, por lo que decidieron elevar la nota en cuestión a los fines de que se tomen medidas.

A partir de ello, denunciaron que se está avanzando en el vaciamiento del dispositivo del Centro de Día de Salud Mental, cuyo equipo de trabajo ha sido reducido al mínimo de manera arbitraria a partir de un cambio en la coordinación sin consideración por los trabajadores que por años han mostrado compromiso y entrega plena, operando con dificultades presupuestarias, sin insumos ni recursos, sosteniendo los talleres con aportes propios y donaciones.

Te puede interesar
“No le negamos atención a ningún extranjero”, aseguró la directora del Hospital Regional

Además, remarcaron que se avanzó sobre intervenciones y abordajes violatorios de la Ley de Salud Mental exponiendo a usuarios a situaciones de mayor vulnerabilidad; en tanto rechazaron una sanción disciplinaria impuesta sobre una de las trabajadoras no solo por ser improcedente sino que también por incurrir en el maltrato laboral, situación que ya fue denunciada en la Secretaría de Trabajo.

Finalmente, el último punto de reclamo tiene que ver con el corrimiento de funciones de los operadores talleristas, habilitando ingresos pero bajo características de precarización laboral, por la que desde distintos sectores se busca la regularización.

 

- Publicidad -