En la feria, la gastronomía tendrá sus aromas convocantes

Dividido en dos grandes sectores donde se instalarán los stands, con mesas de por medio para disfrutar las comidas, el otro costado del Predio Ferial tendrá a los vascos con su piperrada, txistorra y talo, tarta de manzanas o el zurracapote, kali motko o cervezas y vinos propios, mientras que en el stand 14, el Centro Asturiano ofrecerá chorizo a la sidra, tortilla de papas, empanadas de atún, jija -picadillo de chorizo en pan-; tortinos, arroz con leche, casadielles, natillas, brazo gitano, sangría o café con gotitas.

La Casa de Andalucía y como no podía ser de otra manera, tendrá sus tradicionales langostinos empanados, rabas, migas, paella, bocaditos de peceto y de jamón crudo con alioli o, entre lo dulce, mantecados, tortas, chocolates con churro, rosquitos y para beber, sangría o tinto de verano. Los alemanes, por su parte, no faltarán con el buscado chucrut, salchichas y hamburguesas, tartas, strudel de manzana, cerveza de barril -Warsteiner- o cerveza artesanal.

En el stand 17, Portugal tendrá su mostrador con sugerentes pregos, fihlos, caldeirada de peixe -cazuela de mariscos-, empanadas de pescado o sus riquísimas ensaladas de frutas. Brasil en tanto, aportará feijoada a los sabores más americanos del sector, además de pernil de porco ao molho branco, cachorro quente y la infaltable caipiriña o sus apetecidos jugos tropicales.

Te puede interesar
Pueyrredón juega en Esquel y Petroquímica en Deseado

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los exsoviéticos presentan sus varenikes de papa con panceta y crema de leche, la exquisita kapusta -repollo con pechito de cerdo-, carré de cerdo con salsa de pepinos y, entre lo dulce, tarta de ricota, imperial ruso, blinis y el infaltable vodka artesanal y shot soviético.

En el stand 20, el último pero no menos importante por su convocatoria culinaria, los griegos atraen con su típico souvlaki -cono de pita con brocheta de lomo, ensalada y tzaziki-, spanakopita -empanada de espinaca y ricota-, guiro -cono de pita con brocheta de cerdo, ensalada y tzaziki-, el baklava, kourambiedes -mantecados-, calaktomburico -tarta griega de leche- y sus tradicionales vinos.

En definitiva, los más apetecidos platos del mundo que, por tres días, estarán a disposición de un público que acompaña cada año para ver y disfrutar de la música de cada país, la danza tradicional, y los platos que se transforman en un regalo para el paladar.

 

Comentar
- Publicidad -