Lo hizo otra vez

Marcia Lucía Larrauri volvió a sentir la inigualable sensación de ser la mejor de todas. La ciclista comodorense se consagró el domingo pasado como bicampeona nacional en la categoría Master “A”, luego de haber ganado la 4º y última fecha del Abierto Argentino de XCO que se disputó en Mendoza. “Ganar un título siempre es una alegría, pero si es a nivel nacional, se potencia todavía más. Agradezco mucho el respaldo de mucha gente para vivir este momento de mucha felicidad”.

La última fecha fue el domingo pasado. Marcia Larrauri tenía todo previsto. El permiso laboral en OSDE, la bicicleta acomodada, los pasajes aéreos y también la ansiedad mezclada con expectativa porque si ganaba esta última fecha del Argentino, indefectiblemente debía subirse al podio como la mejor del país.

La estantería se cayó cuando el jueves, el compañero de ruta -su novio Martín Arias- le comunicó que por razones laborales iba a ser imposible acompañarla. Nunca fue sola, si no era Martín, el respaldo fuera de los límites de la ciudad siempre fue de Daniel, su padre. ¿Cómo iba a hacer en este crucial momento de su carrera?. ¿Ir sola? Imposible. Los movimientos mecánicos en la bici nunca fueron su fuerte, sería como ingresar al momento más importante del año, totalmente desprotegida. La adrenalina, la expectativa, la ansiedad bajó a cero. Chau viaje, chau campeonato.

Pero… Pero apareció un salvador y como no podía ser de otra manera, la respuesta llegó desde alguien que absorbió la misma pasión que hoy la envuelve a ella. Su hermano “Firu”, le dijo, “vamos, esta no te la podés perder, yo te acompaño”.

Y hacia allá fueron los hermanos. Ella, que vio como el hermano mayor fue campeón Nacional hace quince años, ahora observaba como “Firu” se preocupaba por dejar la bici en condiciones, por alentarla, por decirle que era su momento para exponer todo el esfuerzo del año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y así fue. Marcia Lucía Larrauri, a los 32 años, disfrutó de algo inolvidable. “Tengo que agradecerle mucho a “Firu”, se portó como un grande. Pidió permiso en el trabajo, acomodó sus tiempos, dejó su familia, se compró el pasaje y me acompañó. De otra manera no podría haber sido campeona”.

La de Mendoza fue la cuarta fecha, las anteriores fueron en nuestra ciudad, la segunda en Catamarca y el tercer capítulo se disputó en Santiago del Estero. “De las cuatro fechas descartás una. Yo lo hice en Santiago porque se superponía con la fecha del Mundial de Andorra, que me venía preparando desde hacía tiempo. Acá, en Comodoro terminé primera, en Catamarca quinta porque tuve problemas con la bicicleta y ahora volví a ganar. Empatamos en puntos (260) con Fátima Eynard de Córdoba, pero quien gana la última carrera tiene un plus. Así que por eso pude festejar en el puesto más alto del podio”.

Dedicación, perseverancia y esfuerzo. Son tres palabras que resumen una buena parte de lo que Marcia le entrega a su deporte predilecto. Lo eligió hace poco más de dos años con mayor intensidad. “Antes lo veía como un pasatiempo, como un hobby, ahora es un modo de vida. Mis actividades las hago en función a la bicicleta”.

Y no es una frase hecha. Trabaja de 8 a 17, es decir que debe entrenar antes o después. Cuando lo hace antes, el despertador suena a las 5.30, desayuna y sale a las 6.00, hace poco más de una hora de entrenamiento, ducha y a trabajar. Y si es por la tarde, antes de las 18.00 ya está trepando en algún sitio para mejorar la técnica de ascenso y especialmente la de descenso. “Me es más fácil subir, en el descenso tengo que aprender más técnicas”.

Bicampeona pero con objetivos superadores. Quiere tener su tercer Mundial para ratificar lo que ha progresado. Cumple a la perfección el plan de entrenamiento que le envía Sebastián Quiroga, se alimenta como indica la nutricionista (bajó casi 10 kilos), tiene médico deportólogo y lo fundamental, el respaldo de un entorno familiar que saborea o saboreó las mieles del Ciclismo de Montaña. Hermano, padre y novio saben de qué se trata y son parte de una base que ella se encarga de resaltar.

“Mi familia en general es un apoyo constante. En mi faceta laboral, tengo que agradecer a OSDE por permitirme asistir a las diferentes carreras, al Ente Comodoro Deportes, a Keret Kinesiología, y a todos los que me ayudan porque uno los piensa en el momento de estar arriba, en el podio.”, resaltó Marcia Larrauri, la bicampeona comodorense.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -