Los pingüinos de Chubut se redistribuyen en nuevas colonias

Como consecuencia del cambio climático y de modificaciones en los frentes oceánicos, las colonias de pingüinos de Magallanes de la provincia se modifican.

En pocos días comenzarán a llegar a la costa iniciando su ciclo reproductivo. Buscarán sus nidos y a sus parejas, para dar otra vuelta al círculo de la vida.

Los pingüinos de Magallanes son una especie emblemática de las costas patagónicas, sus colonias movilizan al turismo y las acciones de conservación. Chubut ostentaba las colonias más numerosas de la especie, pero todo está cambiando. Punta Tombo fue durante más de 50 años la más grande del mundo, sin embargo el panorama se transformó como consecuencia del cambio climático y la modificación en los frentes oceánicos, entre otros factores.

“Las colonias de pingüinos del sur de Chubut como Punta Tombo y las de las islas de Cabo Dos Bahías en el norte del golfo San Jorge, cayeron en forma muy asombrosa durante los últimos 20 años. Lo que sucedió es que las colonias del norte de la provincia incrementaron el número de ejemplares”, explica Pablo García Borboroglu, investigador del CONICET, fundador y presidente de Global Penguin Society (GPS), líder del grupo especialista de pingüinos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y recientemente ganador del premio Whitley de Oro, conocido como el “Oscar Verde” de la Ciencia y la Conservación.

Al ritmo que algunas colonias descienden, otras se incrementan, como por ejemplo la San Lorenzo, cerca de Punta Norte en Península Valdés y también se generan nuevas colonias en Río Negro. García Borboroglu detalla que se trata de “un patrón que estamos observando, en general hay un corrimiento de diferentes especies hacia el Norte vinculado al cambio climático, a modificaciones en los frentes oceanográficos. También ocurren otros fenómenos, por ejemplo se ven ballenas en la costa de Caleta Olivia, lo que no veíamos hace mucho tiempo”.

Los pingüinos reflejan notablemente estos cambios y su consecuencia es el desplazamiento también hacia el Norte del centro de distribución de la especie. Estas redistribuciones generan nuevos desafíos para los conservacionistas. “Te impone el desafío de conservar nuevas áreas o generar nuevas herramientas de conservación porque han aparecido nuevas colonias de pingüinos en lugares a veces muy vulnerables y no están siempre las herramientas para protegerlos en el momento”, explicó.

Una colonia de pingüinos de Magallanes descubierta en 2008 en Punta Ninfas es un ejemplo de la necesidad de flexibilidad al momento de planear y llevar adelante los planes de protección. Esta playa era frecuentemente mal utilizada por los visitantes que solían encender fuego con los arbustos, arrojar basura, llevar perros que espantaban a las aves y hasta practicar tiro al blanco con los pingüinos. Gracias a la implementación de herramientas de conservación la colonia pudo crecer notablemente: de las seis parejas registradas en 2008 a los 1800 nidos identificados en la actualidad.

Para esta incipiente colonia de Punta Ninfas no había una herramienta para protegerlos con rapidez. Para resguardarlos decidieron cerrar la tranquera -se trataba de un campo privado- con el objetivo de evitar el ingreso de los visitantes y a pesar de la violencia de algunos que colocaban pegamento en los candados o amenazaban a los conservacionistas; la GPS siguió trabajando y con el tiempo el lugar fue declarado Refugio de Vida Silvestre. “Luego de eso la colonia fue creciendo, trabajamos para crear un sitio de ecoturismo y ese lugar dio trabajo a por lo menos 12 personas y genera trabajo para el lugar”. La historia mereció la realización de un video por parte de unos visitantes australianos que fue presentado en un concurso internacional.

Hoy más de la mitad de las 18 especies de pingüinos del mundo está  amenazada, los pingüinos enfrentan múltiples amenazas combinadas. Cuando están en el mar los afectan el cambio climático, la polución y pesquerías; cuando llegan a tierra, los amenazan el disturbio humano y la introducción de especies.

Fuente: globalpenguinsociety.org

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -