Consumir local: testimonios de los feriantes acerca de la crisis

Juan Carlos Montoya es el encargado del puesto “Delisar”.

Durante la tarde de ayer, con un clima que favorecía el paseo, se observaba una interesante cantidad de personas disfrutando, aunque quizás en menor cantidad que otros fines de semana. Quizás se sumaba a la incertidumbre generalizada en cuanto a la economía nacional, el momento particular de estar finalizando el mes. Sin embargo todos aseguran que sostuvieron sus ventas gracias a sus clientes habituales quienes se acercan porque reconocen que son productos de primera calidad. 

Si en algo coincidieron todos los puesteros entrevistados fue en estar esperando que se “calmen las aguas” y seguir adelante trabajando, sin bajar los brazos, como lo vienen haciendo desde hace casi una década.

Ignacio Almirón de “Shawarma Express”.

Juan Carlos Montoya es el encargado del puesto “Delisar”, quien comercializa exclusivamente quesos que trae desde la localidad de Sarmiento. Asegura que por ahora los precios no han sufrido incrementos pero estima que habrá algún ajuste desde sus proveedores en poco tiempo -mientras se realizaba la entrevista varias personas esperaban para comprar ya que es uno de los puestos de mayor trayectoria- se le consulta por las ventas y responde que suelen ser buenas porque tiene clientes fijos y que a pesar de la crisis cuando el clima está lindo siempre hay mucha afluencia de gente.

Ignacio Almirón de “Shawarma Express” realiza la especialidad árabe de shawarma en sabores bondiola de cerdo, vaca y pollo. Hace tres meses cambió el rubro del helado por esta exótica comida. Respecto de la elaboración cuenta que se reserva un toque criollo en la elaboración para que sea más aceptado y popular ya que comenta que cuando le agregaba ingredientes como yogurt natural, humus o pepinos a las personas les costaba aceptarlo.

Te puede interesar
Ahora 12: extienden por cuatro meses el programa para incentivar el consumo
Gabriela de “Magma, cosmética natural”.

Respecto de si la crisis afectó las ventas, Almirón calcula un 30% de baja al menos en su stand y desde hace un mes. “Lo que nos favorece es que acá se renueva mucho el público. Acá hay un porcentaje de gente de Comodoro, pero muchísimas personas se acercan desde Pico Truncado, Sarmiento, Las Heras, Caleta Olivia, Río Gallegos. O bien porque están de paso o porque llegan a realizar las compras mensuales e incluyen a la feria como parte de los “infaltables” comentaba.

Gabriela de “Magma, cosmética natural”, explicó que muchas de las materias primas que necesita para elaborar sus productos se cotizan en dólares, como las resinas vegetales orgánicas que se elaboran en laboratorios. Además de ello trabaja con ingredientes como hierbas, aceites, tinturas y cera de abejas. Cuenta que intenta dar prioridad en todos ellos a los productores locales y regionales, del valle y de la comarca andina. “Más allá de los productos que inevitablemente hay que comprar en Buenos Aires trato de dar prioridad a los productores locales, los emprendedores y las familias de artesanos. Creo que frente a la crisis debemos fortalecernos a través de nodos de personas y resistir los colapsos del sistema” dice Gabriela. “Yo observo que ahora todos apuestan a comprar al almacenero, al kiosco de barrio. Es como si intuitivamente se hiciera esto de volver al vecino” dijo al culminar su testimonio. La baja en las ventas en el caso de Gabriel las nota desde marzo de este año y no solo en las del Mercado Popular sino en general en todas las ferias donde se presenta.

Comentar
- Publicidad -