“Cuento del tío”: Delincuentes le robaron 160 mil pesos a una anciana

Seccional 2ª donde se realizó la denuncia

Pese a las advertencias realizadas tanto desde el Ministerio Público fiscal y de funcionarios policiales, la delincuencia de “guante blanco” que al parecer realiza previas tareas de inteligencia en la búsqueda de víctimas, sigue ganando y usufructuando el dinero y en muchos casos todos los ahorros de personas de la tercera edad.

El modus operandi es casi siempre igual: llamado a un teléfono fijo domiciliario y una voz haciéndose pasar por un familiar directo; aprovechando la tal vez ingenuidad del receptor y el factor sorpresa, le dicen que prepare el dinero que guarda en la casa con el pretexto de que será devaluado y es mejor asegurarlo ya sea poniéndolo en una cuenta bancaria o bien cambiarlos por una moneda que no pierda valor.

Le sacaron 160.000 pesos a una anciana de 84 años

En los últimos dos o tres meses ya han sido varios los casos denunciados en diversas dependencias policiales. En este caso la propia damnificada acompañada de un familiar se presentó en la Seccional Segunda poco después del mediodía de ayer.

Se trata de una mujer de 84 años domiciliada sobre la avenida Artigas casi Estados Unidos del barrio José Fuchs que dijo haber recibido un llamado telefónico de quien creyó que era su nieto y que éste le aconsejaba que tal como desaparecieron los billetes de dos pesos también desaparecerán o serán devaluados los billetes de 100.

Te puede interesar
Confirmaron sobreprecios de obras realizadas por Lázaro Báez en Santa Cruz

“Tenemos que cuidar tu plata y asegurarnos que no pierda valor” palabras más o palabras menos, es lo que denuncia la octogenaria. La cuestión es que el supuesto nieto le dijo que buscara todo el dinero que guardara en la casa que mandaría a una persona de su confianza a retirarlo para cambiarlo por billetes de otro valor.

Así fue, unos minutos después apareció por su domicilio un joven de unos 23 años, vestido elegantemente, quien le dijo que lo habían mandado a buscar la plata y que andaba con custodia para prevenir ser víctima de un delito.

La mujer le entregó la bolsa con el dinero y si bien en algún momento se le cruzó que pudieran engañarla, siguió con la vista al elegante joven a quien vio ascender a un automóvil color negro.

Se percató de la maniobra fraudulenta cuando llamó a una de sus hijas, preguntó por el nieto y si sabía del destino de su plata, y cuando le dijeron una y otra vez que nadie la había llamado, se percató del engaño, aunque ya era demasiado tarde y no le quedó más remedio que radicar la correspondiente denuncia.

Otra víctima más del trillado “Cuento del tío” que deja entrever que se trata de personas inescrupulosas que realizan tareas previas de inteligencia o seguimiento de las personas.

 

Comentar
- Publicidad -