Dejaron una encomienda con trotyl en la casa José Luis Vila, del Ministerio de Defensa

La Policía desactivó el dispositivo que tenía un mensaje para José Luis Vila que estaba ubicado en un domicilio de Recoleta en el que el funcionario ya no vive. El artefacto estaba adentro de una caja, tenía un kilo trotyl, cables y un celular. También había un papel armado con letras de recortes de diario que decía: “José Luis Vila ladrón”.

La División Explosivos de la Policía Federal llegó el viernes por la noche a un edificio de Callao al 1200 alertada por un llamado de los vecinos, allí se advirtió que el paquete contenía un kilo de trotyl.

Vila acompaña la gestión del ministro de Defensa, Oscar Aguad, como subsecretario de Asuntos Internacionales y desde Madrid, reveló que no es la primera amenaza que recibe. Anteriormente distribuyeron panfletos con su foto y leyendas adversas entre los vecinos del edificio, aunque ya no vivía allí, y le llegaron amenazas telefónicas en las que se le advertía que su familia la iba a pasar mal.

“Quiero desligar totalmente este episodio de la tensión militar que hoy existe por el tema salarial castrense. Las Fuerzas Armadas no actúan así y tengo la certeza de que esta intimidación no tiene nada que ver con ellos”, dijo el funcionario.

De extensa trayectoria en el área de defensa y ex asesor de temas militares del entonces presidente Raúl Alfonsín, Vila trabajó muchos años como personal civil de inteligencia y se jubiló en el área en 2015. Durante la etapa kirchnerista trabajó en Washington, con misiones en organismos de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos (OEA). En 2015 regresó a Buenos Aires y trabajó en la Administración Federal de Inteligencia (AFI), que conducía Oscar Parrilli, y a fines de ese año se retiró.

Te puede interesar
Apareció Melany, investigan si fue secuestrada por red de trata

Con la asunción de Mauricio Macri , asumió en el área de Asuntos Militares de la Defensa en la gestión del ministro Julio Martínez y, tras un paréntesis como asesor en el área estratégica de la canciller Susana Malcorra, volvió a ocupar el cargo anterior en Defensa con el ministro Aguad.

Vila atribuyó las amenazas a un grupo muy relegado de la inteligencia militar, que lo considera un posible blanco ante la posibilidad de que el funcionario pase a cumplir ahora tareas en el área de inteligencia del Ministerio de Defensa. “No tengo ninguna intención de ocupar esa función”, aseguró.

El funcionario evaluó que ese “sector reducido” barajó dicha hipótesis ante la vacante surgida en el área, dado que la actual directora nacional de Inteligencia Militar, Noel Costa, dejará el cargo, al haber accedido por concurso al cargo de juez en un juzgado de Córdoba.

En la investigación del paquete de trotyl hallado en el edificio de Callao actuó rápidamente el fiscal criminal y correccional Andrés Madrea y ya tomó intervención el juez federal Sebastián Ramos.

Comentar
- Publicidad -