El Hogar de Ancianos Paulo VI necesita urgente la reparación de calderas

Con un permanente esfuerzo de contención y asistencia a los abuelos que son residentes permanentes de la institución, el hogar de ancianos Paulo VI cumplió 40 años de trabajo con un grupo reducido de colaboradores que, a pesar de todo, se esfuerzan cotidianamente para mantener de la mejor manera a los 24 abuelos que transitan sus instalaciones, pese a que las mismas no se encuentran en óptimas condiciones.
Pese a la asistencia oficial que llega desde provincia, el hogar tiene actualmente una necesidad urgente que cubrir, situación que se agrava con las bajísimas temperaturas de los últimos días, ya que desde hace aproximadamente un mes, ha dejado de funcionar uno de los motores de la calefacción central, el que ha sido retirado para reparar pero el problema aún no se soluciona.

Esta situación ha dejado parte de las instalaciones sin el necesario equipamiento por lo que los abuelos prácticamente no utilizan un sector del hogar -el antiguo comedor diario-, ya que las bajas temperaturas convierten esos espacios en un verdadero peligro para la salud de los ancianos, el mayor de los cuales ha cumplido 85 años.

Aunque esas condiciones se enfrentan habilitando otros sectores más pequeños y mejor calefaccionados, lo que no se pierde es el espíritu de compañerismo entre los abuelos y el de camaradería, más que obligación profesional, que pone de manifiesto María Eugenia Calvaris, a cargo de la dirección y todo el personal a su cargo.

Te puede interesar
Arcioni participó de la cumbre de Alternativa Federal que se realizó en Mar del Plata

Precisamente han sido ellos quienes, como celebración de las cuatro décadas de funcionamiento del Hogar de Ancianos, realizaron una serie de actividades internas, con mucho esfuerzo propio, y hasta invitaron al Centro de Residentes Chilenos a compartir un momento de festejo con los internos -varios de ellos de nacionalidad chilena- lo que se logró a través de un grupo que representó a los diferentes cuerpos de baile de la colectividad quienes, además de cuecas y el colorido de sus vestimentas tradicionales, regalaron una sonrisa y el recuerdo de otros tiempos.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -