Consejos para evitar el dolor de espalda

Las dolencias en la espalda son más habituales de lo que se podría pensar. Alrededor del 80% de los españoles ha sufrido o sufrirá dolor lumbar en algún momento de su vida, lo que refleja la alta incidencia de este tipo de molestia.

Las razones que originan el dolor son múltiples. Entre estas, se encuentran los malos hábitos al sentarse, al dormir, enfermedades degenerativas, golpes o traumatismos. Según los médicos especialistas, los problemas en la espalda pueden aparecer de forma progresiva o de modo repentino.

Dependiendo de su origen, se trata de una dolencia que no es grave. No obstante, en España es una de las principales causas de baja laboral. Según el Sistema Nacional de Salud, las dolencias de este tipo representan el problema crónico más común en el país. Incluso llega a afectar a 1 de cada 4 españoles.

Una de las primeras acciones para evitar este tipo de dolor es aplicar la prevención. Se trata de la mejor arma de defensa para contrarrestar su impacto en el ámbito laboral y en el hogar.

La postura correcta

Los médicos concuerdan en que la incidencia del dolor podría ser mucho menor si las personas adoptaran una postura correcta. Los buenos hábitos para no padecer la dolencia incluyen caminar erguido y mantener la espalda apoyada en el respaldo de la silla.

En el trabajo, el empleado no debe descuidar la postura frente al ordenador. Respecto a la pantalla, esta tiene que estar a la altura de los ojos. La espalda siempre debe estar apoyada y los pies en el suelo.

Disponer de una silla adaptable, un cojín y un reposapiés también será de utilidad para minimizar las posibilidades de que el dolor aparezca. La idea es contar con un mobiliario de calidad, que le permita al trabajador estar lo más cómodo posible.

En el mercado hay compañías como muebles Ofiprix, que se especializan en la fabricación de sofás de oficina y sofás de espera que se elaboran en versiones de 1, 2 o 3 plazas y con diversas medidas.

Uno de los consejos más difundidos es efectuar regularmente ejercicio y caminar. Las sugerencias también abarcan realizar ejercicios para las lumbares, así como no practicar aquellos deportes que supongan un sobresfuerzo.

Al caminar, el movimiento debe efectuarse con la espalda erguida y la cabeza levantada. A veces, hay personas que adquieren la costumbre de caminar con la espalda encorvada.

Otro punto a tener en cuenta es evitar los bolsos muy pesados que se cargan en un solo lado del cuerpo y restringir el uso de los zapatos de tacón alto.

Incluso al dormir hay que cuidar la postura, debido a que es probable que el dolor de espalda aparezca con los primeros rayos del sol al amanecer. La recomendación es dormir boca arriba, con una almohada debajo de las rodillas y otra en las lumbares.

Si no se logra conciliar el sueño de esta forma, entonces se puede intentar descansar de medio lado con las rodillas dobladas. Tanto las almohadas como el colchón deben estar en buenas condiciones para que el descanso sea completo.

Uso de sillas ergonómicas

El uso de las sillas ergonómicas es lo más recomendado cuando hay que estar muchas horas sentado. En Ofiprix también cuentan con un variado catálogo de sillas ergonómicas para estudiar o para las oficinas.

Una de las ventajas de las sillas ergonómicas es que permiten ajustar el respaldo a las necesidades de cada momento y fijarlo según la postura que se desea adoptar, lo que sirve para que la columna vertebral se mantenga apoyada constantemente.

Una de las causas del dolor puede ser de origen muscular, por lo que se recomienda la aplicación de una terapia térmica para contribuir a que la zona se mantenga relajada. Lo ideal es hacer sesiones de 20 minutos con bolsas de agua caliente o con una manta eléctrica.

Cuando es necesario agacharse, el consejo es no inclinar la espalda. Si este tipo de movimiento llega a repetirse, una opción válida es emplear una faja protectora.

Mantener una vigilancia sobre el peso es vital, ya que el sobrepeso genera una presión adicional en los músculos de la espalda. Cuando se trata de mujeres embarazadas, en el mercado existen fajas que pueden contrarrestar las molestias.

Si el dolor se vuelve repetitivo, la recomendación es asistir al médico, que será el encargado de determinar las causas de la dolencia. En este punto es posible que se receten analgésicos y antiinflamatorios para minimizar los dolores.

La posibilidad de tomar relajantes musculares también está abierta en aquellos casos en los que el dolor sea más intenso y que su empleo no supere los 7 días. Si el dolor persiste, el profesional de la salud podría solicitar la elaboración de radiografías.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -