Hong Kong otorga visado de residencia a pareja de lesbianas

Las mujeres demandaron a las autoridades luego que su solicitud fuera denegada y solo se le permitiera vivir en la ex colonia británica como turista.

Un tribunal de Hong Kong otorgó el miércoles a una lesbiana británica el derecho de vivir y trabajar en la megalópolis con su pareja, una decisión que pone término a una larga batalla judicial.

El Tribunal de Apelación de la excolonia británica examinaba el caso de una británica a quien no le concedieron el visado de cónyuge porque su pareja era una mujer.

La demandante, identificada con las letras “QT”, llegó a Hong Kong en 2011 después de oficializar su relación con “SS” en Reino Unido mediante una unión civil. Esta se trasladó luego a Hong Kong con un nuevo puesto de trabajo.

Hong Kong no reconoce el matrimonio homosexual o las uniones entre personas del mismo sexo y “QT” no pudo obtener un visado de cónyuge, que permite trabajar, y solo le fue otorgado uno turístico.

En septiembre, el Tribunal de Apelación le dio la razón pero el gobierno recurrió el fallo.

Las autoridades conceden visados a las personas que vienen a Hong Kong a trabajar porque consideran que “él o ella tienen el talento o las capacidades juzgadas necesarias o convenientes. Esta persona puede ser heterosexual o gay”, afirmó el Tribunal de Apelación de última instancia.

Te puede interesar
Murió Vincent Lambert, paciente que dividió a Francia por la eutanasia

“La capacidad de hacer venir a los cónyuges es un factor importante para las personas que están decidiendo ir o no a Hong Kong”, prosigue la corte, y estimó que era “contraproducente” limitar este derecho a los heterosexuales.

La más alta jurisdicción establece así una primera decisión a favor de los derechos de las parejas del mismo sexo, destacó el abogado de “QT”, Michael Vidler.

“Esperemos que esto abra una vía al cambio” y al reconocimiento al matrimonio entre personas del mismo sexo, agregó.

La homosexualidad solo fue despenalizada en Hong Kong en 1991.

Hong Kong, una ciudad abierta y cosmopolita donde se celebra cada año una gay pride con miles de participantes, cuenta también sin embargo con movimientos conservadores que denuncian los tímidos avances en aras de la causa LGTB.

Comentar
- Publicidad -