La justicia federal investiga millonario robo continuado de costosos caños

Al robo de costosos caños en Pampa Salamanca el pasado 18 de junio, se le suma uno idéntico el pasado 17 de junio. Esos camiones fueron demorados y secuestrados por Gendarmería en Trelew. Pero ya antes se había interceptado un cargamento ilegal de similares características en noviembre de 2017. La jueza Parcio trabaja en esa causa intentando determinar la procedencia de los caños que podrían tener origen en Odebretch y serían ahora propiedad de Fideicomiso Nación S.A. Se trataría de un millonario robo, que se vendría produciendo desde hace años.

Por estos días la jueza Eva Parcio se encuentra investigando una causa relacionada con el robo de caños perpetrado en inmediaciones de Pampa Salamanca, en el kilómetro 1737 a la vera de la ruta nacional 3. El pasado 18 de junio la policía se presentó en ese lugar luego de que un empleado de la empresa Transportadora Gas del Sur denunció en el Módulo Norte que al pasar por allí vio a tres camiones que eran cargados con caños de gas de 30 pulgadas, cada uno con un costo de 300.000 pesos. Por este hecho hubo seis detenidos.

Pero este no fue el único robo. Ya en el mes de noviembre del año pasado se había realizado una maniobra delictiva de similares características en la que también, cargando varios camiones, se habían llevado una cantidad no precisada de estos costosos caños.

onsultada sobre esta investigación la jueza Eva Parcio, en diálogo con Crónica, admitió que tomó “medidas” en el marco del proceso de instrucción que lleva adelante, aunque no quiso dar mayores detalles porque “se lleva a cabo una investigación”. Poco después de este hecho, se supo que un día antes en Trelew, Gendarmería había secuestrado tres camiones cargados cada uno con nueve caños, que también habían sido robados en Pampa Salamanca. Se esperaba que esa causa fuera remitida al Juzgado Federal local, pero Parcio dijo que aún no recibió esa causa; “no sé qué decisión tomará el juez de Rawson”.

De Fideicomiso Nación S.A. con origen en Odebretch

Parcio no confirmó a quién pertenecen los costosos caños; “lo estamos investigando y presuntamente pertenecerían al Fideicomiso Nación S.A., pero eso todavía no lo podemos confirmar. Estoy tomando decisiones en la causa”. No quiso negar ni confirmar la versión que maneja este medio, que esos caños pertenecerían a la Constructora Odebretch de origen brasilero, cuyo propietario está hoy detenido en medio de un escándalo de corrupción que salpicó a varios países, incluso a Argentina, aunque acá las investigaciones parecen no avanzar. La versión de Odebretch habría sido dada por los propios camioneros demorados en Trelew, ante la investigación que abrió Gendarmería. En lo que respecta a Fideicomiso Nación S.A. hay que decir que es una entidad financiera bursátil que tiene la titularidad de diversas obras en todo el país, ya que promueve el financiamiento de empresas que invierten en proyectos productivos.

Te puede interesar
Tres integrantes de “la banda valletana” con prisión preventiva y un cuarto en libertad

Parcio ordenó a Gendarmería cuidar el predio donde están los caños

Extraoficialmente este medio supo que en la jornada del pasado lunes personal del Escuadrón 41 de Gendarmería de esta ciudad fue hasta el predio donde se encuentran los caños con la orden de Parcio de hacer un inventario y determinar qué cantidad hay. Serían unos 1.500 caños que aún quedan sobre un total que se habrían “comprado” de 4.000. Para evitar más robos, la magistrada le habría ordenado a Gendarmería “dejar una guardia permanente en ese lugar”, algo que por el momento no se hizo.

En la semana entrante, esto se efectivizaría porque Gendarmería establecería un puesto de guardia en ese predio. Esto es a unos 600 metros del Restorán “El Argentino” que se ubica en Pampa Salamanca, en terreno que pertenece a la estancia “Los Manantiales”. El predio está completamente cercado y tiene una tranquera de lo que sería el acceso a la estancia.

Estos caños estarían desde 2009, pero se desconoce la razón por la que por años permanecieron casi en estado de abandono. Por el momento no fue precisada la cantidad de caños que fueron robados en todo ese tiempo y cuál es el destino de estos ahora que están siendo movidos ilegalmente hacia el norte del país.

De todos modos no debería ser muy difícil rastrearlos, ya que todos tienen una numeración que podría ser cotejada con el fabricante. Seguramente que esto será algo de las medidas que dijo Parcio que está tomando por estas horas en el avance de la investigación.

Comentar
- Publicidad -