Estatales reclaman que se adelante la revisión del acuerdo y un pago a cuenta

Cerraron un 15 por ciento de aumento para todo el año. Pero la inflación llegará a ese número a fin de mes. Inminente llamado oficial

Lo anticipó hace algunas horas María Eugenia Vidal, al reconocer que una inflación mayor a la esperada está erosionando el poder de compra de los salarios. Con ese diagnóstico, el gobierno de la Provincia llamará en las próximas horas a los gremios de trabajadores estatales para revisar el acuerdo del 15 por ciento para todo el año que cerró con los sindicatos.

El anuncio de la mandataria no sorprendió a los sindicatos. En primer lugar porque -como se anticipara en este diario- se venían desarrollando contactos informales entre funcionarios de Economía y Trabajo y representantes gremiales en los que se analizaba volver a hablar sobre ese cierre salarial ya desfasado frente al sostenido aumento de los precios. Lo que sí hizo fue ganarle de mano a algunos gremios que se disponían a efectuar un reclamo formal a la Provincia para que se reabriera el debate por los sueldos.

El peso de una inflación que no sólo no cede sino que amenaza con merodear el 3 por ciento en los próximos meses, más los guarismos acumulados en los primeros cinco meses del año, son determinantes.

Cabe recordar que la mayoría de los gremios estatales -UPCN y los enrolados en la Fegeppba- cerraron un acuerdo por el 15 por ciento en tres cuotas. No se pactó una cláusula gatillo de actualización automática por inflación, pero sí un acuerdo para que la paritaria se revisara en octubre en caso de que para entonces el costo de vida fuera superior al porcentaje del acuerdo.

Todo ese escenario quedó prácticamente sepultado por el avance de la inflación. En los primeros cinco meses del año, el costo de vida en el Gran Buenos Aires -que es el que se toma como parámetro para la negociación bonaerense- trepó al 11,6 por ciento.

Los estatales cobraron un 7 por ciento en enero y otro 4 por ciento en mayo. Es decir, ya están 0,6 por ciento por debajo de la inflación.

Ese escenario se torna mucho más complejo frente al horizonte que asoma. Por caso, se espera que la inflación de junio sea de alrededor del 3 por ciento, con lo que el acuerdo salarial anual quedará prácticamente empatado con el ajuste de los precios cuando aún restantes 6 meses para terminar el año.

Te puede interesar
Abrieron convocatoria para participar del concurso “Vamos las bandas” 2019

Hay otro agravante: cuando termine este mes, los sueldos de los empleados estatales quedarán casi 4 puntos por debajo de la inflación, ya que la tercera cuota del aumento acordado recién se abonará en septiembre.

CONVOCATORIA

Frente a esa realidad, se especula con que la semana que viene existirá un llamado a los gremios para rediscutir el aumento pactado.

“No tiene que pasar de los primeros días de julio, ya se los dijimos a los ministros”, confiaron a este diario fuentes sindicales.

Por lo pronto, los gremios avanzarían con dos ideas, una concatenada con la otra. Por un lado, que la cláusula de revisión contemplada en el acuerdo original para octubre, se adelante a julio.

Pero también pretenden un pago a cuenta que compense lo que los sueldos perderán al término del primer semestre.

Un anticipo de la señal de Vidal de volver a sentarse a negociar con los sindicatos de estatales se produjo hace algunos días, cuando trascendió que el gobierno nacional dio el OK para revisar el techo salarial del 15 por ciento y planteó autorizar un 5 por ciento adicional.

Ese ajuste apunta a los acuerdos que se celebraron en la actividad privada, pero el reconocimiento de que la inflación rompió aquél techo original bien podría ser asimilable para la rama estatal.

Pero para los gremios estatales, llevar la pauta del 15 al 20 por ciento sigue siendo un piso. “La inflación va a estar alrededor del 30 por ciento. No lo decimos nosotros, lo dice la mayoría de las consultoras”, señalan desde los sindicatos.

Más allá de lo que surja de la negociación de la semana que viene, lo que parece seguro es que no será él último contacto del año entre la gestión de Vidal y los gremios en materia salarial. La inflación no da señales de ceder y abrirá la puerta a seguir revisando el acuerdo. Eso, sin contar que la Provincia aún no pudo acordar con maestros, médicos y judiciales.

Comentar
- Publicidad -