Desconfianza en los mercados: el dólar rozó los $30 y el Banco Central no logra contenerlo

Terminó una semana convulsionada en lo financiero, que llevó a la moneda a un nuevo récord.

El dólar saltó 89 centavos este viernes y cerró así una semana en valores históricos: $29,57. Fue una suba intempestiva. La semana había arrancado a la baja, con un valor minorista orillando los $27 y, de repente, la demanda nuevamente generó la escalada.

Los factores que influyen en esta suba son principalmente externos. Una guerra comercial entre Estados Unidos y China que impone temor sobre los inversores que piensan que es el mejor momento para buscar refugio en países sólidos y robustos económico y financieramente. Argentina, como mercado emergente, queda fuera de carrera.

Esta semana se vio que nuestro país es uno de los países más castigados, teniendo en cuenta que Brasil, en estos días, no tocó su moneda. El país vecino no no devaluó y la Argentina lo hizo de forma acelerada.

Sin embargo, también hay que aclarar que el Banco Central empezó a reaccionar y a darse cuenta de que este sistema de subasta de dólares que impulsó Caputo cuando asumió la autoridad monetaria y utilizando los dólares que desembolsó en este primer tramo de financiamiento internacional, no estaría funcionando. Las subastas estaban dando a razón de 100 millones de dólares diarios, orientadas a los grandes compradores como los bancos, y sin embargo se tuvo que elevar a 150 millones de dólares.

Te puede interesar
El dólar en baja se vende a 44,50 pesos en el Banco Nación

Aún así el viernes, el Banco Central tuvo que hacer un aporte extra, una nueva subasta que significó la pérdida de 300 millones de dólares de reservas. Por ahora no encuentran un tipo de cambio que dé equilibrio.

Por otra parte, esta semana hubo un gran movimiento de los fondos extranjeros que salen de emergentes y que incluso tampoco están apostando a las acciones argentinas, las mismas que habían ganado un impulso importante y precios que no habían tocado en los últimos dos meses, gracias a la recalificación de Argentina de país fronterizo a mercado emergente.

Todo el terreno ganado se ha perdido en esa materia. Esa buena noticia ya no alcanza para justificar el valor de las empresas que tuvieron rebajas en Estados Unidos, en Wall Stret, en empresas locales de hasta el 15% .

Comentar
- Publicidad -