El bloque conservador alemán fracasa en un nuevo intento de acercar posiciones sobre el asilo

La gran coalición se reunió durante la noche del martes para buscar una salida ante el riesgo de colapso del Ejecutivo en Berlín

La del martes ha sido una noche de largas y difíciles negociaciones entre los socios enfrentados de la coalición de Gobierno alemana, que volvió a acabar sin acuerdo. La política migratoria ha fracturado la histórica unidad de los partidos hermanados en el bloque conservador, la CDU de Merkel y la CSU bávara, que lidera el ministro de Interior, Horst Seehofer y amenaza con hacer saltar por los aires un Gobierno con apenas 100 días de vida. La de anoche fue una nueva cita en busca de un entendimiento que no acaba de llegar y que mantiene en vilo a los países de la Unión Europea. “Esto es muy serio. Hemos visto en las conversaciones que no se trata de algo menor, que [el desacuerdo] gira en torno a temas centrales”, ha dicho Volker Kauder, jefe del grupo parlamentario de la CDU tras el encuentro de anoche.

Merkel debe participar mañana en un Consejo Europeo en Bruselas, al que llega más debilitada que nunca, sin el respaldo de parte de su propio Gobierno. A los socios europeos debe arrancarles compromisos en materia de asilo que le permitan aplacar la revuelta de los muy conservadores bávaros.

Comentar
- Publicidad -