Una policía le salvó la vida a un bebé de 8 meses que no podía respirar

En horas de la noche de ayer, sobre las calles Manuel García y España de la localidad de Puerto Madryn, una empleada policial de apellido Feliciano, asistió de inmediato y con idoneidad, a un bebé de 8 meses que se estaba ahogando.

La mujer logró preservarlo hasta la llegada de la ambulancia. Cabe mencionar que la intervención decisiva de la policía permitió que el pequeño recuperará paulatinamente su ritmo respiratorio normal.

Minutos después, la doctora que se encontraba en el hospital se comunicó con la Cabo 1ro. Feliciano y sus compañeros a quienes los felicitó por su gratificante accionar.

 

Comentar
- Publicidad -