Trump ataca al restaurante que se negó a servir a portavoz de la Casa Blanca

El presidente estadounidense, Donald Trump, cargó contra un restaurante que se negó a servir la cena a la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, y a su familia el pasado viernes.

El incidente se produjo en el restaurante The Red Hen (La Gallina roja, en español), fundado en 2008 y que se encuentra en Lexington (Viriginia), a unas tres horas en coche de Washington.

“El restaurante The Red Hen debe centrarse más en la limpieza de sus toldos sucios, puertas y ventanas (necesita urgentemente un trabajo de pintura) en lugar de negarse a servir a una buena persona como Sarah Huckabee Sanders”, señaló Donald Trump en su cuenta de Twitter.

“Siempre tuve una regla, si un restaurante está sucio por fuera, ¡está sucio por dentro!”, añadió el mandatario.

Este sábado, Sarah Sanders explicó en Twitter que el propietario de The Red Hen le pidió que se fuera porque trabaja para el Gobierno de Donald Trump, quien en los últimos días ha recibido numerosas críticas por su política para separar a familias inmigrantes en la frontera con México.

Te puede interesar
Hackearon al Banco Nacional de Islas Caimán y publicaron cómo hacerlo

El incidente se convirtió este fin de semana en un tema muy popular en las redes sociales debido a una entrada en Facebook de Jaike Foley-Schultz, que dice ser uno de los camareros del restaurante.

Foley-Schultz escribió: “acabo de atender a Sarah Huckabee Sanders por un total de dos minutos, antes de que mi jefe le echara a ella y a 7 miembros de su familia”.

El comentario fue reproducido en redes sociales por diferentes organizaciones sociales, incluido el grupo ecologista Clean Virginia, y acabó desatando una batalla entre partidarios y detractores de Sarah Sanders en la página de Facebook del establecimiento y de Yelp, una web destinada a calificar a los restaurantes.

Sanders, uno de los rostros más conocidos del Gobierno, no ha sido la única en sufrir un incidente en un restaurante la pasada semana.

El martes 19 de junio, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, llevaba una hora cenando en el restaurante mexicano MXDC, a dos manzanas de la Casa Blanca, cuando varias personas entraron al grito de “¡qué vergüenza!” y “¡acaba con la separación familiar!”.

 

Comentar
- Publicidad -