Turquía vota en unas elecciones que ponen a prueba el poder de Erdogan

Las encuestas señalan que el actual presidente podría necesitar de una segunda vuelta. El partido de Erdogan, según los sondeos, perdería la mayoría en el parlamento turco.

Los ciudadanos de Turquía votan desde las 08.00 hora local  para elegir al nuevo Parlamento y al presidente del país en unos comicios que han suscitado enorme expectación en la ciudadanía.

Las dificultades que sacuden a la economía turca llevaron a Recep Tayyip Erdogan a anticipar unas elecciones que se han vuelto mucho más complicadas de lo que esperaba.

Los sondeos le dan como favorito y le auguran entre el 40 y el 50% de los votos, seguido del socialdemócrata Muharrem Ince (25-30%), la centroderechista Meral Aksener (15-17%) y el izquierdista Selahattin Demirtas (11%).

Sin embargo, si Erdogan no logra el 50% de los votos se celebrará una segunda votación el próximo 8 de julio entre él y el segundo candidato, a todas luces Muharrem Ince, que podrá entonces contar con el respaldo tanto de Aksener como de Demirtas.

Ince, candidato de la formación socialdemócrata (CHP), ha pasado en unas semanas de ser considerado un simple agitador parlamentario a convertirse en la revelación de la campaña y a tener verdaderas opciones de ganar si se llega a una nueva votación.

Los turcos eligen los diputados de la Asamblea General

A la vez, la votación determinará el reparto de los 600 escaños de la Asamblea General durante el mismo periodo de tiempo. Las encuestas ven también poco probable que el partido de Erdogan, el islamista Justicia y Desarrollo (AKP), consiga renovar su mayoría absoluta con la que gobierna desde 2002, pese a que esta vez acude a las urnas con el derechista Movimiento de Acción Nacionalista (MHP), en una coalición llamada Cumhur (Público).

Te puede interesar
Los europeos acuden a las urnas para renovar la Eurocámara

Bajo el nombre de Millet (Nación, en turco), el Partido Republicano del Pueblo (CHP), socialdemócrata y laico, ha formado una alianza con otras dos formaciones: el recién fundado IYI (Bueno) -escindido del MHP y dirigido por Aksener- y el pequeño Saadet, islamista y actualmente sin representación parlamentaria.

Se prevé que también el izquierdista Partido Democrático de los Pueblos (HDP), heredero de los movimientos kurdos, superará la barrera electoral del 10%. Si el HDP lo pasa, la oposición tiene una posibilidad de alcanzar la mayoría, lo que le complicaría mucho las cosas a Erdogan si finalmente consigue mantener la presidencia: el resto de formaciones ya han prometido el retorno a una democracia parlamentaria con una clara separación de poderes.

No se podrán difundir noticias relacionadas con las elecciones hasta las 18.00 hora local, y la prensa tiene prohibido informar de los resultados hasta las 21.00 hora local, si bien la Comisión Electoral puede levantar este veto antes.

Comentar
- Publicidad -