Los pozos nuestros de cada día

Diariamente los automovilistas se encuentran con grandes baches, roturas de pavimento y obras a medio terminar en las calles de toda la ciudad. Si bien el temporal del año pasado generó innumerables inconvenientes y daños en las calles, hay muchas que presentaban problemas desde mucho tiempo antes.

La falta de mantenimiento, la circulación de vehículos pesados y las obras sin concluir generan inconvenientes para quienes día a día utilizan las arterias de sus barrios como así las más transitadas. Tal es el caso de la intersección entre Avenida Rivadavia y España en pleno centro de la ciudad, donde hay pozos y roturas.

Otra calle transitada en mal estado es Islas Malvinas; en todo lo largo del Cementerio Oeste los automovilistas deben sortear pozos y sectores del pavimento que se encuentran deformados aparentemente por movimientos de suelo.

Asimismo en calle La Rioja al 200, del barrio 13 de Diciembre, hay un bache que ocupa toda la extensión de la calle, donde aparentemente rompieron para llevar adelante una reparación de cañerías y hasta la fecha continúa sin ser pavimentado nuevamente. El lugar es muy transitado, dado que se encuentra una Escuela Especial para personas con discapacidad.

El Pozo

Por otro lado, los vecinos de barrio Las Orquídeas, cansados de tener que sortear grandes pozos en la calle San Fedele al 500 y al no obtener respuestas a sus denuncias, optaron por tapar ellos mismos los baches colocando bolsas de arena dentro de los mismos, para amortiguar el paso cada vez que debían circular sin poder evitar llevarse uno por delante.

Comentar
- Publicidad -