Tres años de prisión en suspenso para abusador de tres niñas

La sentencia fue dictada ayer por el juez penal Aníbal Trivelli, quien aprobó un juicio abreviado en el cual el hombre se declaró culpable de haber realizado tocamientos a cuatro niñas y, en otra causa, haber golpeado a su empleadora, una empresaria del transporte de Maipú, Mendoza.

“Es un golpeador y un abusador y ahora se puede ir a su casa y seguir haciendo lo mismo”, dijo una de las víctimas del caso, tras conocer el fallo judicial.

“Las penas mínimas para estos delitos son de 6 meses, el hombre no tiene antecedentes y tiene 60 años. Tres años de prisión en suspenso es una pena justa que tal vez no se habría conseguido en un debate oral. La gente siempre quiere que vayan presos sin tener en cuenta lo que fija la ley”, explicó una fuente judicial para justificar el porqué de tan leve condena.

“Está todo a favor de él. Después de los abusos, las niñas pasaron 4 veces por cámara Gesell y a él nunca lo llamaron. Ahora va a seguir haciendo su vida con tranquilidad”, afirmó el padre de dos víctimas, molesto por el acuerdo entre las partes.

Ayer por la mañana se realizó un juicio abreviado que fue convenido entre el fiscal de cámara Fernando Guzzo, el defensor oficial que asistía al camionero y un querellante oficial.

Sergio Carreño, abogado de la empresaria golpeada, se mostró en desacuerdo con el juicio abreviado pero el juez Crivelli no hizo lugar a la oposición y aprobó la sentencia: 3 años de prisión en suspenso por los delitos de abuso sexual simple (en 2 causas, con 4 víctimas) y lesiones leves.

Te puede interesar
Pasajero de 70 años ocultó sus síntomas, y en el avión se descompensó

Agresor y abusador de mujeres

Según contaron los padres de las niñas abusadas, el condenado “era como el abuelo de las niñas” porque es padrastro del padre de dos de las niñas y eso le permitió tener contacto con las menores.

“Mis nenas tenían 11 y 7 años y mis sobrinas 6 y 12 cuando las abusó. Fue en nuestra casa y luego cuando me separé de mi marido, él se las llevaba a su casa y allí las volvió a abusar”, explicó la madre de dos niñas, agregando que las denuncias fueron realizadas en 2015, cuando dos de las nenas les contaron a los mayores los tocamientos a los que las sometía “el abuelo”.

En cuanto a la agresión a la mujer, se produjo en octubre de 2015 en una empresa de transporte de Guaymallén, cuando el condenado golpeó a su empleadora.

El hecho de violencia física se generó cuando se inició una pelea entre dos choferes y un logístico. El agresor preguntaba por una de las dueñas de la empresa porque decía que no le pagaban a pesar de ser el 26 de octubre, pero lo cierto es que era 16, según las fuentes consultadas.

Cuando llegó la empresaria, el hombre se le acercó y le dio un fuerte golpe de puño en la cara. Después la tomó del brazo para seguir la agresión pero la mujer logró escapar.

Lugar de los hechos

Comentar
- Publicidad -