Padres “custodian” el Jardín 408 de Palazzo en reclamo por el reinicio de clases

Tras pasar tres meses sin clases, padres del Jardín Nº 408 decidieron realizar una custodia con vigilia en la institución para exigir que se retomen las actividades. Por turnos mantienen guardias las 24 horas del día.

Hace cerca de tres meses los alumnos del turno tarde del jardín Nº 408 del barrio Próspero Palazzo no cuentan con clases por lo que padres y madres de niños que asisten a la institución el lunes por la tarde, tras un encuentro con la directora y la supervisora, tomaron la decisión de realizar una custodia en vigilia pacífica durante las 24 horas del día exigiendo el reinicio de clases por tratarse de un derecho de los niños.

La situación estalló dado que mientras el turno mañana cuenta con clases de manera normal, pese al fallo de la jueza de Familia, María Marta Nieto, en el turno tarde no se ha acatado el mismo lo que provocó el malestar entre los padres de los cerca de 130 alumnos que asisten a la institución.

Al respecto, Andrea Garay, una de las madres, comentó a Crónica: “hicimos reuniones, enviamos notas y presentamos el amparo pero ni siquiera se obedece lo que dictaminó la jueza. Por eso decidimos tomar esta medida para hacer visible nuestro reclamo” y aclaró que “nosotros no impedimos el paso a nadie, la decisión de la suspensión de clases fue de la directora y la supervisora”.

Te puede interesar
El Municipio incrementará los controles de tránsito este fin de semana

De la misma manera, Garay sostuvo que por la cantidad de días sin clases varios padres decidieron cambiar a sus hijos de institución, por lo que habrá un curso menos cuando retornen a clases; entonces planteó que “algunos tienen la posibilidad de cambiar a sus hijos y lo hacen pero económicamente no es tan fácil para todos, por eso seguimos luchando”.

En tanto, lamentó: “hicimos de todo y acompañamos a los docentes hasta donde pudimos en su lucha, incluso en Supervisión, pero estamos cansados y se nos agotó la paciencia particularmente con estas siete docentes que hasta se ríen en nuestra cara de lo que sucede” afirmó.

Comentar
- Publicidad -