Padres y alumnos ponen color a la Escuela 519 en su aniversario

La Escuela Especial Nº 519 de barrio General Mosconi está celebrando 46 años y, en ese marco, la comunidad educativa ha comenzado distintas actividades para mejorar el edificio histórico.

Luego de un año donde fue seriamente afectada por las inundaciones, los padres y chicos están volviendo a poner color en las instalaciones. El lunes comenzaron a pintar los juegos ubicados en el patio y ayer realizaron un mural en la pared de acceso al establecimiento.

Con un poco de pintura y muchas ganas

La directora de la Escuela, Daniela Segura, dijo que si bien el aniversario fue el domingo 3 de junio, decidieron hacer los festejos durante la semana. Más que un acto formal, “este año nos propusimos regalarle algo a la escuela en el edificio, porque los papás ya nos habían pedido venir a pintar los juegos del patio que se veían deteriorados”, dijo.

En ese sentido, apuntó que en 2017, “sufrimos inundaciones, entonces tuvimos refacciones dentro de la escuela, pero queríamos continuar y hacer algo nosotros con la ayuda de los papás”.

El lunes, los integrantes del turno mañana hicieron un poster con las manos de todos (padres, madres, docentes, personal operativo y directivos) y luego comenzaron con la pintura de los juegos que continuará en los próximos días.

Te puede interesar
“Lo único que quiero es una casita y un trabajo”

Ayer, se realizó el mural en el acceso a la escuela, donde asisten 41 alumnos, entre quienes asisten por la mañana, por la tarde y en jornada completa.

La directora subrayó que la respuesta fue “una muy linda participación de las familias”, que expresaron su compromiso de continuar y finalizar la tarea en los próximos días.

El edificio propio sigue siendo un sueño

Sobre la modalidad del aniversario, Segura precisó: “siempre hacemos las conmemoraciones y festejos pensando en los chicos, para que pasen un momento agradable, con música, corte de torta y todo como un cumpleaños”.

Mientras tanto, cada aniversario vuelve el deseo de contar con un edificio propio y acorde a las necesidades de los alumnos. Todavía funcionan en la exlechería de YPF, con escaleras, sótanos, y barreras y, por eso, contar con un lugar adecuado sigue siendo el anhelo de toda la comunidad educativa.

Comentar
- Publicidad -