Hasta hoy se puede visitar la 7ª Feria del Libro Usado

El organizador de la feria, Ezequiel Murphy, comentó que durante estos siete años de trayectoria siempre intentan innovar y ofrecer cosas nuevas. Este año la novedad fue el sector de juegos que se ubica sobre el escenario.

Año tras año también fueron cambiando los feriantes y la oferta de lo que ofrece, pero si algo destacó es el crecimiento. “El primer año tuvimos 25 feriantes y ahora son más de 85, debiendo dejar algunos afuera por falta de espacio. Es un evento que ya se hizo muy conocido y lo notamos en la cantidad de público que nos visita”.

Respecto de cómo surge la idea, cuenta que fue tras observar que en Comodoro no existía un circuito de libros usados y entonces comenzaron con un grupo de amigos a ofrecerlos e incorporar autores y músicos locales.

“Evidentemente era una necesidad que tenía Comodoro porque siempre la respuesta del público fue muy favorable y se generó la circulación que siempre quisimos de libros usados”. Destaca que más allá de la feria observan que la compra y venta se continúa durante todo el año a través de redes sociales. Esa es una de sus mayores satisfacciones, más aun cuando localidades aledañas como Caleta Olivia, también se suman a la movida de darle circulación a los libros y de alguna manera ponerlos al alcance de todos.

Sector de juegos

No solo se pueden comprar novedosos juegos sino que hay dispuestas varias mesas para que las familias o amigos se sienten cómodamente a jugar y recibir todas las instrucciones para aprender en segundos.

Uno de los feriantes de juegos es “La Galera de Moriarty” dos jóvenes más interesados en que la gente se siente a jugar gratuitamente y pase un lindo momento que en vender algún ejemplar. Buscan que la gente recupere el gusto por el juego y rompa con el aislamiento que la tecnología genera actualmente. “¿Por qué no volver a llamar a un amigo para que venga a jugar un juego de mesa?” se preguntan haciendo referencia a esa sana costumbre característica de las décadas de los 80 y 90.

Ofrecen juegos nacionales, locales, de memoria, de preguntas y respuestas, juegos cooperativos, competitivos, juegos con referencias históricas como uno llamado “Combate de San Lorenzo”. Esperan e invitan a que durante la tarde de hoy las personas se animen a sentarse y jugar.

Club de Ciencias

Un grupo de estudiantes de séptimo año del colegio Biología Marina tiene un stand con un cartel identificatorio que dice: “Club de Ciencias #HALOBIOS”. El objetivo es vender la mayor cantidad de libros posibles para poder realizar antes de fin de año un viaje estudiantil. La mayoría de los ejemplares fueron donados y los precios de todos ellos son módicos.

Intentan llegar a la Ciudad de Buenos Aires para visitar Tecnópolis y una larga lista de museos y sitios históricos. Para localizarlos entre los 85 stands, el de ellos se ubica sobre la pared que da al mar donde se ubican las salidas de emergencia.

Comentar
- Publicidad -