Rescatan a familia que estaba cercada y era atacada a tiros

Todo comenzó temprano en la madrugada con algunas escaramuzas y enfrentamientos a pedradas y agresiones verbales entre los integrantes de dos grupos antagónicos, los Nahuelquir y los Inostroza.

Pero los enfrentamientos no son nuevos, vienen desde hace tiempo y si bien ambas familias viven enfrente una de otra en la calle Forjadora Patagónica al 5.200, en la parte alta de la extensión del Máximo Abásolo, las agresiones entre ambos bandos son permanentes. De hecho, casi siempre terminan en denuncias cruzadas.

En el hecho que nos ocupa, a las 3 de la madrugada de ayer, en momentos en que Débora Inostroza transitaba a bordo de su Ford Ka por Forjadora Patagónica y Las Plumas, un individuo, al que identificó como Gabriel “Gabito” Nahuelquir (19), le habría efectuado varios disparos que impactaron en su auto.

Así las cosas, los Inostroza, junto a otras personas que integran su grupo, entre los que están los Boccardo y los Nahuelanca, fueron hasta la casa de los Nahuelquir. Los testigos dicen que efectuaron varios disparos de armas de fuego contra la vivienda y que de hecho, unas treinta personas rodearon la casa amenazando incluso con prenderles fuego dentro de la vivienda. Adentro estaba “Gabito”, su hermano “Vitina” y algunos otros integrantes de la familia Nahuelquir.

Un vecino informó lo que pasaba a la policía, lo que motivó la intervención del personal de la Seccional Séptima que debió concurrir para sacar a los Nahuelquir de la vivienda y trasladarlos a otro barrio donde se encuentran por ahora resguardados.

Te puede interesar
Organizaciones y gremios sociales se manifestaron esta mañana

Del hecho se puso en conocimiento al Ministerio Público Fiscal y fueron reforzados los patrullajes en la mencionada cuadra para evitar posibles ataques y una escalada de violencia. La situación de violencia extrema queda reflejada en los frentes de ambas viviendas donde se pueden ver claramente los vidrios rotos por los ataques y las paredes agujereadas de impactos de bala.

Comentar
- Publicidad -