Por un dato falso en las redes, quemaron una casa equivocada

Un grupo de vecinos intentó hacer justicia por sus propias manos luego de conmocionarse por el brutal crimen de una joven estudiante de enfermería de 19 años, pero casi desatan una nueva tragedia.

Agustina Bustos fue ultimada el pasado martes en Bahía Blanca, luego que un grupo de ladrones intentara robar su mochila.
Tres menores de edad fueron detenidos por el crimen y sus caras y datos personales fueron rápidamente difundidos en redes sociales. Pero al mismo tiempo comenzó a circular información falsa.
Un centenar de personas se movilizó por el caso, demandando a las autoridades mayor seguridad. Fueron ellos quienes recibieron la información errónea de la dirección de uno de los acusados por el crimen de Agustina.
Una turba de personas decidió prender fuego a la casa en señal de repudio a lo ocurrido. Sin embargo, no tenía relación alguna con los sospechosos del crimen.
“Las publicaciones en las redes son falsas”, aseguró la fiscal de Menores, Betina Ungaro, a Canal 7.
Por su parte, el juez de Garantías, Esteban Usabiaga, resolverá en las próximas horas si los menores siguen con las medidas que les fueron aplicadas o no. Como tienen 14, 15 y 17 años están en un Instituto de Menores. El único imputable es el de 17. “No quiero que lo dejen en libertad, quiero que esté en un lugar donde esté contenido”, dijo la mamá del de 15.
Comentar
- Publicidad -