Crónica de otra muerte anunciada: asesinaron en “las 1008” a Mario Quevedo de un tiro en el pecho

Fue apenas 24 horas después de recuperar su libertad por un grave hecho el último fin de semana.

Fue protagonista absoluto de los últimos y graves hechos policiales ocurridos en la zona sur de la ciudad, junto a otros coprotagonistas del mismo sector. Apenas 24 horas después de haber recuperado su libertad, pese a que por la gravedad de los incidentes del último fin de semana pudo haber quedado con prisión preventiva.

El tristemente célebre Mario Sergio Quevedo (41), de frondoso prontuario, fue ultimado de un disparo en el pecho a eso de las 14:30 de ayer, en el mismo barrio y sector que lo vio estar al frente de decenas de sucesos que preocupaban al vecindario. Ya moribundo -en el camino de tierra que divide el 30 de Octubre con el barrio Las Américas- alcanzó a identificar a quien le había disparado. Se trata, según informó la policía, de Matías Alberto Polenta (32), el cual fue detenido sin oponer resistencia.

“Este Quevedo nos tenía locos a todos, pero esta vez se le fue la mano, le puso una pistola en la cabeza a mi señora que estaba con los nenes, esto había que terminarlo de alguna manera”, cuentan que se le escuchó decir al detenido mientras se entregaba mansamente.

Crónica de otra muerte anunciada

El barrio 30 de Octubre, también conocido como el de las “1008 viviendas”, ha cobrado notoriedad por las crónicas policiales de las últimas semanas. Y uno de sus grandes protagonistas ha sido, en los últimos tiempos, Mario Sergio Quevedo (41), quien -a menos de 24 horas después de haber recuperado su libertad por un intento (o dos) de asalto a mano armada y haberle tirado varios puntazos con un cuchillo a un policía el fin de semana último- ayer resultó víctima de un disparo de arma de fuego en el pecho.

No son pocos los que se preguntan si Quevedo no debió haber quedado con prisión preventiva debido a la gravedad de los hechos que se le imputaron. Su vasto prontuario incluye el haber estado imputado -junto a un hermano- en el homicidio de un joven de Neuquén en el año 2009 y de haber cumplido una condena por infracción a la Ley 23.737, por comercialización y venta de estupefacientes, que lo mantuvieron confinado varios años en la Alcaidía policial, en donde protagonizó una audaz fuga en el año 2010 y también en la Unidad Penitenciaria 14 de Esquel.

Y es que según Crónica recabó en diversas fuentes, Mario Sergio Quevedo y sus cómplices cuentan con un grupo antagónico en el barrio 30 de Octubre. Desde que la Policía de la Seccional Quinta descubrió y secuestró elementos mal habidos, en una suma superior a los 6 millones de pesos en el bunker del usurpado edificio 43, Quevedo andaba desesperado por conseguir dinero para saldar deudas y junto a otros individuos -plenamente identificados- tenían apuro por salir a las calles y dar algunos golpes delictivos que les redituara sus buenos dividendos.

Te puede interesar
Ricardo Cabbibo comenzó ganando la Vuelta Master

Según los investigadores policiales, el engaño y la posterior golpiza al policía que realizaba tareas adicionales sobre el mediodía del lunes, en la sucursal del supermercado “La Anónima” de la avenida Chile, no fue casual: le robaron el arma reglamentaria ya que también necesitaban armarse para salir a cometer delitos.

Mario Sergio Quevedo había tenido suerte el lunes al mediodía cuando compareció ante las autoridades judiciales para la audiencia de control de detención, ya que por las imputaciones en su contra tendría que haber quedado con prisión preventiva, aunque sorpresivamente le otorgaron la libertad.

Pero su suerte estaba echada ya que 24 horas después, a plena luz del día, siendo las 14:30 de ayer, varios fueron los disparos que escucharon los vecinos del conflictivo sector, uno de esos disparos -realizado posiblemente con un revólver calibre 32- dio de lleno en el pecho de Quevedo que dos horas y media después le provocaron su deceso, mientras lo asistían en el Hospital Regional.

A juzgar por los acontecimientos, nada garantiza que con esta nueva muerte el sector pueda recuperar la tranquilidad que no hasta hace mucho los caracterizaba, muy por el contrario.

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -