China advierte a Taiwán: “No prometemos renunciar al uso de la fuerza”

El presidente de China, Xi Jinping, dijo que la fuerza militar sería un recurso contra “la interferencia de fuerzas externas y el pequeño número de separatistas de Taiwán y sus actividades”.

El presidente chino Xi Jinping reclamó de nuevo este miércoles la “reunificación” con Taiwán y reafirmó que China no renuncia al uso de la fuerza para recuperar la isla.

“No prometemos renunciar al uso de la fuerza y preservamos nuestro derecho de tomar todas las medidas necesarias”, indicó el líder chino en un discurso en el Palacio del Pueblo de Beijing.

Xi denunció a las “fuerzas exteriores” que según él están en contra de una reunificación pacífica y contra las “acciones independentistas y separatistas”.

Taiwán y la China continental tienen gobiernos distintos desde 1949, cuando terminó la guerra civil china y los comunistas tomaron el poder en la parte continental.

China sigue considerando la isla de Taiwán como una de sus provincias y amenaza con recurrir a la fuerza en caso de proclamación formal de independencia del territorio o de intervención exterior, en particular por parte de Estados Unidos, el principal aliado militar de la isla.

“La independencia de Taiwán solo llevará a un callejón sin salida”, dijo Xi. “China tiene que ser reunificada y lo será”, añadió.

Beijing se opone en particular a la actual presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, que desde su llegada al poder en 2016 se niega a reconocer el principio de unidad entre la isla y China.

Algunos miembros del Partido Democrático Progresista (PDP), el partido de Tsai, piden la independencia formal de la isla cuyo nombre oficial sigue siendo República de China.

Para llegar a un “consenso” sobre la reunificación, Xi Jinping pidió un diálogo entre todas las partes pero partiendo de un reconocimiento previo del “principio de una sola China”.

En su discurso Xi Jinping no puso fecha para lograr la reunificación pero hizo un paralelo con el llamado “gran renacimiento nacional”, cuyo objetivo es convertir a China en una gran potencia en los próximos años.

“La cuestión de Taiwán es una consecuencia de la debilidad y del caos en el que estaba la nación china pero será resulta por el renacimiento nacional”, prometió el presidente Xi.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -