Video: La historia del trasplante de rostro más avanzado del mundo

Cameron Underwood, de 26 años, recibió un trasplante de rostro después de un intento fallido de suicidio. 

La vida de Cameron Underwood cambió por completo desde que tuvo su trasplante de rostro ya que, según él relata, ya no recibe tantas “miradas y preguntas de extraños”.

Cameron habló dos años después de dispararse en un intento de suicidio. Perdió la nariz, la mayor parte de la quijada inferior y todos menos uno de los dientes en el incidente de 2016.

“Estoy muy agradecido de tener un trasplante de cara porque me da una segunda oportunidad en la vida”, dijo el joven de 26 años en una conferencia de prensa en Nueva York, Estados Unidos, el jueves.

“Pude retomar muchas de las actividades que amo, como estar al aire libre, practicar deportes y pasar tiempo con mis amigos y familiares”, agregó.

En enero de este año un personal médico de más de 100 personas realizó una cirugía de 25 horas en Cameron en el centro de salud Langone de la Universidad de Nueva York, y su recuperación se reveló esta semana. La operación se realizó tan solo 18 meses después del intento de suicidio de Cameron que, según el centro, es el período más corto entre lesión y cirugía en la historia de EE. UU.

Desde el primer trasplante de cara en 2005, más de 40 se realizaron en todo el mundo.

La cirugía estuvo a cargo del doctor Eduardo D. Rodríguez, quien dijo que, junto con los avances médicos, fue la determinación de Cameron de sobrevivir lo que ayudó a que la cirugía fuera un éxito.

“Al final todo depende del paciente. Cameron hizo su parte y asumió los compromisos necesarios”, dijo.

El trasplante de Cameron fue el tercero que realizó Rodriguez, quien aseguró que el tiempo relativamente corto en el que Cameron vivió con sus lesiones fue también un factor importante en su recuperación.

“Cameron no vivió con su lesión durante una década o más, como la mayoría de los otros receptores de trasplantes de cara”, señaló.

“Como resultado, no tuvo que lidiar con muchos de los problemas psicosociales a largo plazo que a menudo conducen a problemas como depresión severa, abuso de sustancias y otras conductas potencialmente dañinas”.

Durante la cirugía, el médico trasplantó y reconstruyó la mandíbula superior e inferior de Cameron, incluidos los 32 dientes y las encías. El techo y el piso de la boca, párpados inferiores y nariz fueron reemplazados y la lengua necesitó reconstrucción.

El centro informó que la operación fue el trasplante de cara más avanzado tecnológicamente y fue el primer uso de una máscara facial de donante impresa en 3D en Estados Unidos.

El donante de rostro fue Will Fisher, de 23 años, quien fue campeón de ajedrez, aspirante a escritor y cineasta. “La muerte de mi hijo fue una tragedia”, contó Sally, la madre de Will.

“Estoy agradecida de que, al cumplir con su decisión, pudiéramos dar vida a otros. Y especialmente que Will y el doctor Rodríguez le hayan dado a Cameron y su familia la oportunidad de recuperar sus sueños”.

Durante su discurso en la conferencia de prensa del hospital, Cameron rindió homenaje a Will y al apoyo de la familia Fisher.

 

 

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -