La familia del misionero “perdona” a los indígenas que lo mataron a flechazos

La familia del misionero estadounidense John Allen Chau publicó un comunicado para “perdonar” a los indígenas que mataron a John a flechazos . El incidente ocurrió en una isla de acceso prohibido del archipiélago de Andamán (Océano Índico) cuando el misionero acudió allí con la intención de evangelizarlos en Sentinel del Norte.

Las autoridades indias tratan de acceder a la zona para recuperar el cadáver de John para que la familia pueda darle sepultura. El portavoz de la Policía de Andamán, Jatin Narwal, indicó que “todavía” no han podido recobrar el cadáver, si bien “continúan sus esfuerzos”.

La familia pide la liberación de los amigos que ayudaron a John a llegar a la isla.

A través del Instagram de Chau, su familia ha pedido la liberación de los siete amigos detenidos por haberlo ayudado a llegar a la isla. Sostienen que el joven de 27 años se aventuró “por voluntad propia” y que sus compañeros no son responsables del fatal desenlace.

Los arrestados son un amigo local de Chau, un experto en deportes acuáticos y 5 pescadores que lo trasladaron aunque sabían que los aborígenes son muy hostiles y no tienen contacto con el exterior.

A pesar de conocer muy bien la ilegalidad de la acción y la actitud hostil hacia los forasteros, esta gente colaboró con John Chau sin permiso de las autoridades”, informó el director general de la Policía del archipiélago, Dependra Pathak. Los 7 fueron detenidos por violar la regulación para la Protección de las Tribus Aborígenes y por “causar la muerte de John Allen Chau”, según las autoridades.

La víctima, que había visitado la zona en varias ocasiones y llegó al archipiélago el pasado 16 de octubre, viajó hace una semana acompañado de los pescadores para “evadir” las patrullas. Los sobornó con unos 350 dólares. Lo último que se supo de Chau fue que se desplazó hasta la orilla en un kayak.

Aparte del comunicado de la familia de Chau, también trascendió en las últimas horas que el misionero escribió un día antes de lo ocurrido una carta en la que narra que los aborígenes intentaron asesinarlo previamente. “Me dispararon con una flecha, directamente en mi Biblia. Padre, perdónalos si tienen éxito”, relató en su diario.

Asimismo, detalló que los miembros de la tribu que le dispararon con flechas cuando trató de darles regalos de fútbol y pescado.“Grité: ‘Mi nombre es John, te amo y Jesús te ama’”, escribió el joven. Pero cuando reaccionaron con hostilidad, arrojó los regalos en su dirección y huyó.

“Ustedes podrían pensar que estoy loco por todo esto, pero creo que vale la pena declarar a Jesús a estas personas. Dios, no quiero morir”, narró en la última nota dirigida a su familia el 16 de noviembre. Días después evitó por poco la muerte cuando le dispararon con sus flechas, y un “niño pequeño”, dio en la Biblia que sostenía en su pecho.

El joven trató de acercarse a la tribu con regalos, según relató en su diario.

“En la mañana del 17 de noviembre los pescadores vieron una persona muerta siendo enterrada en la orilla que por la silueta del cuerpo, vestimenta y circunstancias parecía ser el cadáver de John Allen Chau”, explicó el alto mando policial.

Los hombres regresaron a Port Blair, capital de Andamán, y avisaron al amigo local de Chau, que a su vez avisó a su gente en Estados Unidos. Las autoridades indias se enteraron de lo ocurrido a través del consulado estadounidense en Chennai (sur).

El martes se realizó un reconocimiento aéreo de la isla y el miércoles una delegación de altos mandos viajó a la zona en barco para tratar de identificar el lugar del suceso, al tiempo que se formó un comité para revisar los mecanismos destinados a evitar visitas de extranjeros a áreas restringidas.

Las autoridades revisarán los mecanismos para evitar visitas de extranjeros a áreas restringidas

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -