La empresa local productora de hormigones FEBISA celebra su quinto aniversario

Febisa Mix SRL es una empresa familiar comodorense, que comenzó su actividad a mediados del año 2013 como un emprendimiento innovador en el área de producción de hormigones, formando parte del Grupo Febisa.


Los socios gerentes de Febisa Mix, Rubén Córdoba y Juan José Hamer comentan que desde sus comienzos la empresa ha mantenido el compromiso firme de impulsar el crecimiento de la pequeña y mediana industria, tanto en Chubut como en Santa Cruz, y que a pesar de la crisis actual, podrían asegurar que fueron cinco años de crecimiento sostenido. Comenzaron con dos empleados y en la actualidad la empresa cuenta con 23 colaboradores.

Entre diversos factores consideran que les ha permitido crecer el haber sostenido y afianzado la relación con cada uno de sus clientes, el estar atentos a las necesidades del mercado y el ofrecer siempre precios convenientes.

“Es un trabajo que requiere de mucho servicio y contacto para con el cliente. Como política de la empresa jamás abandonamos una obra y si se calculó mal la cantidad, aunque sea un metro cúbico se lo lleva hasta la obra. Entregar un metro cúbico no tiene margen de ganancia pero es parte del servicio ya que de lo contrario el daño sería grande para la obra y uno trabaja siempre poniéndose en el lugar del cliente” comentaba Hamer para ejemplificar de qué hablan cuando hablan de servicio.

Una planta modelo

Durante los cinco años han llevado adelante la política de reinvertir las ganancias en la empresa para llegar a ser una planta modelo como la que tienen hoy.
Cuentan con un sistema de gestión americano que brinda información pormenorizada al cliente sobre las compras efectuadas, sin importar el tiempo transcurrido, como una manera de brindar garantía absoluta. Explican que varios factores hacen al producto final por lo que puede ser información muy valiosa para quien la requiera por la razón que fuera.

“El cliente se acerca con el remito aunque haya pasado un mes, un año o lo que sea, y la máquina da información sobre qué tipo de hormigón se le vendió, qué cantidad de kilos de arena, de piedra y cuánta agua se le agregó. También el recorrido de cada camión, ya que mediante GPS se obtiene y registra esa información” comentan y aclaran que el hormigón puede salir con una excelente calidad desde la planta y luego perjudicarse por varios factores. De esa manera pueden mantener el control hasta que es entregado en la obra.

Respecto de los áridos y el gran problema que presenta la ciudad en cuanto a la calidad de dicho recurso mencionan que entendieron que debían procesarlos ellos mismos para bajar costos y competir en el mercado, además de garantizar al ciento por ciento las calidades de hormigón que venden.

Te puede interesar
Comenzó la V Expo Industrial, Comercial y de Innovación Tecnológica 2018

Respecto del lavado y la cantidad de agua que requiere la operación indican que no utilizan agua potable sino que reutilizan agua de la planta de tratamiento de Rada Tilly, la cual la reciclan y la vuelven a utilizar ahorrando un 80% de agua y contribuyendo con el cuidado del recurso.

Laboratorio de control de calidad

Disponen en la misma planta de su propio laboratorio donde un profesional a cargo realiza constantemente controles de los diferentes hormigones, trabajando en conjunto con la Universidad.

Se le consulta a Rubén Córdoba, persona de vasta experiencia al frente de diferentes empresas productivas, cómo se atraviesa una crisis de estas dimensiones, a lo que responde que “siempre digo que uno se puede fundir trabajando si no toma las previsiones del caso. Mi padre siempre decía que hay que mirar lejos, si no te tropezás” cuenta con humor. También recomienda la diversificación por si por alguna razón se debe interrumpir la producción, y por sobre todo el generar un equipo de trabajo donde cada integrante sea parte de la empresa.

Agradecen a la Municipalidad de Comodoro (gestión Néstor Di Pierro) por haber confiado en ellos en cuanto a adjudicarles, luego de un largo proceso de trámites, un terreno de 100 x 125 metros donde además de la planta hormigonera, plantaron también 1.200 árboles. “Confiaron en nosotros y creemos haber cumplido nuestra palabra” afirman ambos socios.
Atienden desde clientes particulares, hasta empresas constructoras, desarrolladoras inmobiliarias y un pequeño margen en industrias vinculadas al petróleo.

FEBISA significa Felicidad, Bienestar y Salud. Ambos socios aseguran que no quieren un crecimiento insano sino prefieren sostener la calidad no solo productiva sino humana, ya que todo el tiempo remarcan que no son más que un gran equipo de trabajo que conforma una empresa familiar.

Comentar
Este espacio de discusión que brinda Crónica, debe ser usado para que divulgues tus inquietudes, reclamos y opiniones de manera honesta y constructiva para un buen uso de este portal.
No será admitido ningún tipo de expresión que vaya en detrimento de raza, nacionalidad, condición social o sexo porque no es el contexto de discusión de este espacio.
Los comentarios que divulguen insultos, injurias, calumnias o denuncias no documentadas tampoco serán admitidas en forma anónima y en lo posible tampoco de forma registrada. Cualquier tipo de expresión que contenga los temas anteriormente mencionados serán moderados siempre y cuando parte de ello sea constructivo a la dicusión, omitiéndose o tachándose de acuerdo a lo convenido anteriormente. Si vas a exponer tus ideas, te invitamos a que lo hagas libremente dentro de un marco responsable. Para ello, acepta estos términos y condiciones.
- Publicidad -